Mercados

La banca oficial ayuda a una ligera mejora del peso con mayores restricciones

Operaciones de la Bolsa de Comercio. Foto: Reuters.

El peso de Argentina cerró con una subida marginal el jueves por la intervención de la banca oficial en el mercado contado y de futuros. Sucedió un día después de que la autoridad monetaria reforzara los controles cambiarios para frenar la huida de dólares en medio de una profunda crisis financiera.

El Banco Central (BCRA) dispuso en la noche del miércoles una normativa para limitar la especulación en el mercado cambiario con la compra y venta de títulos públicos a diferentes cotizaciones. Al respecto, la Comisión Nacional de Valores (CNV) dictaminó que los instrumentos negociables acreditados no podrán ser transferidos para cubrir la liquidación por cinco días hábiles a partir de la acreditación, coincidieron fuentes del mercado.

Con esta decisión, se limitan las transacciones llamadas "contado con liquidación" (CCL), con la cual se compran activos en pesos y se liquidan en dólares en el exterior. A su vez, el Fondo Monetario Internacional (FMI) continúa en conversaciones con Argentina, en momentos en que el Gobierno intenta detener una crisis de deuda.

En la plaza cambiaria el peso mayorista se apreció un ligero 0,11%, a 56,10/56,12 por dólar, gracias a la inyección de liquidez por parte de la banca oficial en contado y los futuros, incluido el propio BCRA con sus reservas.

"La reaparición del banco central en el mercado, con ventas en el contado y en los futuros, logró desarticular la presión inicial sobre el tipo de cambio. La presencia oficial se materializó cuando los precios tocaron máximos en 56,31 (pesos) por unidad", reportó Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

Fuentes del mercado estimaron que la entidad monetaria habría vendido unos 100 millones de dólares de sus reservas para contener la cotización del peso, cuando el miércoles se había desprendido de otros casi 30 millones. La nueva restricción cambiaria le dará más volumen al mercado informal del peso, segmento donde la moneda doméstica cayó un 1,67% a 59,50/60,00 unidades.

Los bonos argentinos en la franja extrabursátil promedió un descenso del 0,8%, liderados por los nominados en dólares y en línea con la nueva disposición del BCRA. El riesgo país, elaborado por el banco JP Morgan, subió 41 unidades a 2.102 puntos básicos.

"A estos niveles de riesgo país, el costo de refinanciación de las obligaciones financieras del país sigue siendo alto", dijo el agente de liquidación y compensación Puente. Sostuvo que "sigue luciendo conveniente reinvertir las rentas y amortizaciones de bonos argentinos en instrumentos de renta fija internacional, con grado de inversión, teniendo como objetivo la preservación del capital".

El índice bursátil S&P Merval subió un 1,71%, al cierre provisorio de 29.106,17 unidades, contra una apertura bajista. Las empresas del rubro energético nuevamente lideraron las compras por cobertura, en un ámbito donde cuesta renovar las posiciones en pesos devaluados.

El Banco Central Europeo (BCE) prometió el jueves seguir inyectando indefinidamente estímulos a la economía mediante compras de activos y recortes de tasas, en un esfuerzo por apuntalar a la zona euro que fue celebrado por los mercados.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0