Mercados

El Gobierno logró aplacar la presión cambiaria

Reporte cambiario de Buenos Aires. Foto: Reuters.

El Banco Central logró aplacar la presión sobre el peso mediante ventas tempranas de dólares, en medio de una tensión cambiaria por el alto índice inflacionario. Esta se suma a la crisis financiera y a la incertidumbre política preelectoral.

En la plaza marginal la moneda domestica cayó a niveles mínimos históricos presionado por una creciente demanda privada de divisas y sin oferentes de importancia, más eventuales controles callejeros.

La firme escalada de los precios minoristas, del 5,9% en septiembre, acentuó la demanda de dólares a modo de coberturas en carteras, lo que obligó a la banca pública a ser casi la única punta vendedora para contener la debilidad de la moneda doméstica.

Los argentinos acudirán a las urnas el 27 de octubre, donde el presidente neoliberal Mauricio Macri quedó con bajas chances de obtener una reelección tras los resultados de las primarias de agosto, cuando el opositor peronista Alberto Fernández consolidó su poderío.

La moneda en la plaza interbancaria cerró con una tenue mejora del 0,05%, a 58,315/58,32 unidades, frente a un nivel de 59 por cada dólar registrado en los primeros valores referenciales del día.

"Tempranas incursiones del banco central pusieron techo al tipo de cambio mayorista, que cayó luego de la presencia oficial a mínimos en 58,30 por unidad", dijo Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio. Fuentes del mercado estimaron que la entidad monetaria habría vendido de sus reservas en el mercado de cambios unos 120 millones de dólares.

Frente a los fundados temores de nuevas depreciaciones, el peso en la franja informal cayó un fuerte 4,44% a 67,00/67,50 unidades, con lo que la brecha frente al mercado formal se amplió a un 15,74%, mientras que el arbitraje usado para fugar capitales ante los controles de cambio -llamado 'contado con liquidación'- se ubicaba a 69,33 por cada dólar.

Desde que Macri asumió al poder en diciembre de 2015, el peso arrastra una pérdida de casi un 85%, quitando poder adquisitivo a los salarios y ayudando al incremento del desempleo y de la pobreza.

Las intervenciones del banco central se hacen con sus reservas, las que cedieron unos 18.500 millones de dólares desde las elecciones primarias hasta ahora. Parte de la reducción se refleja en el permanente retiro de depósitos en dólares, por los temores de los ahorristas ante un eventual cambio de Gobierno.

El riesgo país argentino elaborado por el banco JP Morgan cayó cuatro unidades, a 2.000 puntos básicos, volviendo a la zona de inicio de la semana, y los bonos soberanos extrabursátiles finalizaron con una mejora del 0,4% en promedio.

El índice bursátil líder S&P Merval ganó un importante 4,02%, a un cierre provisorio de 31.995,13 puntos, nuevamente encabezado por las mejoras anotadas en acciones financieras y energéticas.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) respaldará a Argentina mientras atraviesa la crisis económica actual, aseguró el jueves la nueva directora gerente el organismo, Kristalina Georgieva. Este organismo otorgó al país una línea crediticia de unos 57.000 millones de dólares en 2018, lo que tampoco alcanzó para evitar la crisis coyuntural con elevadas tasas.

Un sondeo privado entre empresarios arrojó que hasta el 10 de diciembre, asunción del próximo Gobierno, los ejecutivos esperan naturales oscilaciones en el tipo de cambio, las tasas de interés y en el riesgo país.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.