Mercados

El peso chileno se recupera como nunca en 10 años e impulsa una tendencia regional

Las protestas en Chile ceden y es turno de un acuerdo para impulsar una nueva Constitución

La mayoría de monedas de América Latina se recuperaban el viernes, impulsadas por el peso de Chile, que registraba su mayor avance diario en 10 años, tras el anuncio de un acuerdo en ese país para impulsar una nueva Constitución.

El peso chileno rebotaba un 2,93%, a 780,90/781,20 unidades por dólar; mientras que el índice referencial IPSA subía un 5,9%.

Los mercados chilenos celebraban un acuerdo logrado entre el oficialismo y la oposición para impulsar una nueva Constitución en el mayor productor mundial de cobre, que serviría para bajar presión a las intensas protestas sociales que se han extendido por casi un mes.

Parlamentarios acordaron convocar a un plebiscito en abril del próximo año sobre una nueva Constitución para reemplazar la vigente, heredada de la dictadura de Augusto Pinochet.

"Es un paso político positivo y debería ayudar a calmar el descontento entre la gran mayoría de los manifestantes pacíficos", dijeron Dirk Willer y Kenneth Lam, estrategas de mercados emergentes de Citigroup.

País por país

En la región, el peso colombiano se apreciaba un 1,05% a 3.417,50 unidades por dólar, al tiempo que el índice COLCAP de la bolsa subía un 0,14%.

En Perú, la moneda avanzaba un 0,50%, a 3,370/3,372 unidades, tras haber cotizado en su menor nivel en dos meses y medio. En tanto el referente de la bolsa limeña operaba estable.

En Brasil, el real cotizaba sin mayores cambios; mientras el índice de acciones Bovespa avanzaba un 0,47%.

El peso mexicano sumaba un 0,50%, y el referencial índice S&P/BMV IPC de la bolsa de México ganaba un 0,21%.

En Argentina, el peso se desligaba de sus pares de la región y perdía un 0,15%; aunque inició con una leve alza.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.