Mercados

El mercado, a la espera de señales sobre el tratamiento de la deuda soberana

Operaciones de la Bolsa de Comercio. Foto: Reuters.

Los mercados argentinos cerraron equilibrados el viernes ante un compás de espera impuesto por los inversores que aguardan señales sobre una millonaria reestructuración de deuda impulsada por el Gobierno del presidente peronista Alberto Fernández.

Se registraron compras especulativas dados los atractivos valores de los activos tras recientes fuertes bajas. "Esperamos que la sensibilidad se mantenga alta en el mercado, por lo que seguimos atentos a las nuevas señales del gobierno, que nos ayudarán a entender las perspectivas para los próximos meses", dijo la correduría Portfolio Personal Inversiones.

El miércoles, una presentación en la Cámara de Diputados del ministro de Economía, Martín Guzmán, golpeó el ánimo de los inversores porque señaló que el país se encamina a una reestructuración de deuda "profunda" y dijo que habrá "frustración" entre los acreedores.

"La capacidad de un país para hacer sostenible su deuda y poder hacer frente a los compromisos contraídos dependía esencialmente de la trayectoria fiscal y de la trayectoria exportadora", dijo Invecq Consulting en un informe.

El riesgo país argentino, medido por el banco JP Morgan , cayó 8 puntos básicos a 2.029 unidades. Ascendió contra las 1.870 unidades registradas el viernes pasado y los casi 2.600 puntos de septiembre de 2019.

Por su parte, los bonos soberanos en el mercado extrabursátil local mejoraron un 0,7% en promedio, luego de acumular una baja del 2,5% en los primeros días de la semana.

El índice bursátil líder S&P Merval finalizó estable, a un cierre provisorio de 38.647,68 unidades, luego de un inicio alcista y de bajar un 3,17% en la sesión anterior.

El peso en la plaza mayorista se depreció un leve 0,11% a 61,43/61,46 unidades por dólar, en un mercado monitoreado por el banco central para evitar bruscas oscilaciones en la cotización de la moneda.

"El feriado del lunes en Estados Unidos estimuló la mejora en la oferta privada, dando pie a compras de bancos oficiales que sostuvieron la cotización, fijando un nuevo piso en 61,45 pesos por unidad", comentó Gustavo Quintana operador de PR Corredores de Cambio.

La moneda doméstica en el segmento marginal se apreció un importante 1,94% a 76,25/77,25 por dólar en un contexto de reducidas anotaciones.

El arbitraje con activos, usado para fugar capitales ante los controles de cambio (contado con liquidación), se ubicó en torno a los 84,76 pesos por dólar.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.