Mercados

La Bolsa argentina se dispara, en línea con la tendencia externa

Operaciones de la Bolsa de Comercio. Foto: Reuters.

La bolsa argentina subió con fuerzas el miércoles, acompañando la tendencia de sus pares externas, mientras que los bonos cayeron por ajustes de precios al reanudarse la actividad local tras dos jornadas inhábiles.

Las plazas mundiales subieron a la espera de nuevas medidas de estímulos para contener el impacto económico del avance del coronavirus, que no muestra señales de desacelerarse.

"La economía argentina está ingresando en este misterioso túnel del Covid-19. Nadie sabe qué sucederá. Será cuestión de prepararnos para lo peor, trabajando, esforzándonos y esperando siempre lo mejor", dijo la consultora Invecq Consulting.

A las pérdidas económicas globales que podría llevar la pandemia de conoravirus, a nivel local se le suma la incertidumbre sobre el futuro de una millonaria reestructuración de deuda soberana que impulsa el Gobierno del peronista Alberto Fernández.

"Tras los feriados, la reanudación de la actividad bursátil dejó como saldo una fuerte recuperación en las acciones -al acoplarse al rebote técnico de los ADRs- mientras que en cambio los bonos siguen más pesados al estar preocupados por el proceso de reestructuración de deuda, cuyas últimas señales se inclinan hacia una oferta más dura", dijo Gustavo Ber, economista de Estudio Ber.

El índice bursátil S&P Merval de Buenos Aires subió 10,25%, a un cierre provisorio de 26.338,03 unidades por compras de oportunidad luego de perder en torno a un 16% la semana pasada. Entre las mejoras se destacaron las acciones de la petrolera YPF con un 18,45% a 378 pesos.

Los bonos soberanos en la plaza extrabursátil concluyeron con una merma promedio del 6,3% en un esperado reacomodamiento de precios dada la inactividad de las sesiones previas. La semana pasada los activos acumularon una baja estimada en un 20%.

El riesgo país de Argentina, realizado por el banco JP Morgan, cayó 17 unidades a 4.252 puntos básicos, luego de alcanzar el lunes un nivel de 4.519 unidades. Los actuales valores del indicador son los más altos de los últimos 15 años.

El peso en el segmento interbancario se depreció un 0,44% a 64,0475/64,05 unidades por dólar, en una plaza regulada desde el inicio por el banco central.

"La mejora en la oferta privada (de dólares) eximió al banco central de vender divisas en el mercado y, por el contrario, le permitió efectuar compras que fijaron un piso a la cotización", dijo Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

La moneda doméstica en el mercado marginal no presentó operaciones genuinas como para marcar una tendencia dada la inactividad registrada ante la cuarentena dispuesta por el Gobierno. La tasa interbancaria call money cayó 500 puntos básicos a un nivel de 30/31% promedio, dada una mayor liquidez de pesos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.