Mercados

Los bonos afianzan mejoras por la espera de estímulos externos

Operaciones de la Bolsa de Comercio. Foto: Reuters.

Los bonos soberanos de Argentina afianzaron su mejora en línea con el alza de las plazas externas por la expectativa de mayores medidas de estímulo en las principales economías del mundo para lidiar con el coronavirus. Sin embargo, la difícil reestructuración de deuda que impulsa el Gobierno limita las mejoras.

"La volatilidad se mantiene alta, momento de preservar capital", dijo el agente de liquidación y compensación Neix en un reporte. Argentina impulsa una millonaria reestructuración de deuda soberana que apunta a un acuerdo con tenedores privados de bonos por casi 70.000 millones de dólares en títulos, en medio de una cuarentena dispuesta por el Gobierno para aplacar la pandemia.

"Para Argentina, este brutal cambio de las condiciones externas implica redefinir las prioridades y revisar un programa económico que apenas comenzaba a implementarse. En este marco, la probabilidad de default aumentó considerablemente, dañando las perspectivas alrededor de la reestructuración de la deuda", dijo la correduría SBS.

Los bonos soberanos en la plaza extrabursátil local concluyeron con una mejora promedio del 3%, tras desplomarse en la víspera un 6,3% al reanudarse la actividad financiera local.

El riesgo país de Argentina, medido por el banco JP Morgan, cayó 85 unidades a 4.161 puntos básicos, luego de alcanzar niveles de 4.519 el lunes, cuando los mercados argentinos no operaban por un feriado. El referencial, que se ubica en sus niveles máximos de los últimos 15 años, cerró 2019 en un valor de 1.770 puntos.

El Ministerio de Economía licitará este jueves una letra a descuento con vencimiento en julio y reabrirá una Lebad con vencimiento en agosto.

El índice bursátil S&P Merval concluyó con baja del 3,24%, a un cierre provisorio de 25.483,94 unidades, por tomas de ganancias intrahorarias luego de marcar un valor máximo de 27.769,18 unidades, subir un 10,25% en la víspera y caer un 16% la semana anterior.

El peso en el mercado mayorista se depreció un 0,28%, a 64,2275/64,23 unidades por dólar, en un mercado controlado por el banco central desde la apertura, frente a un piso de 65 unidades para la venta anotado en agosto pasado. La autoridad monetaria compró del mercado unos 100 millones de dólares para mantener equilibrada la paridad cambiaria.

La moneda doméstica en la plaza marginal no registró operaciones genuinas por la inactividad financiera producto de la cuarentena dictada por el Gobierno para lidiar con el coronavirus.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.