Mercados

La plaza financiera cierra cauta a las señales de reestructuración

Operaciones en la Bolsa de Comercio argentina. Foto: Reuters.

El mercado financiero de Argentina cerró mixto el viernes en un contexto cauto y expectante a las señales de los acreedores por la reestructuración de deuda soberana que impulsa el Gobierno argentino, en el marco de un menor número de negocios dado un feriado parcial en Estados Unidos.

La tensión entre el Gobierno argentino y los acreedores incrementa a medida que se avecina el plazo máximo para alcanzar un acuerdo, el 24 de julio, mientras que la pandemia del coronavirus agrava la recesión económica del país.

"El escenario económico está sujeto a riesgos considerables, por lo que adoptamos un sesgo algo más defensivo y vemos espacio para aumentar los niveles de dolarización", dijo la correduría SBS.

Los bonos soberanos en el mercado extrabursátil local concluyeron con una baja promedio del 0,3%, en una plaza levemente vendedora y con reducidos negocios en general, dijeron operadores.

Por su parte, el índice accionario líder S&P Merval ganó un 0,65%, a un cierre provisorio de 39.758,20 unidades, con lo que acumuló en la semana una baja del 2,05%.

"Ante la creciente incertidumbre sobre la marcha de las negociaciones con los acreedores, combinada con las implicancias que tiene asociado el derrumbe económico, los activos domésticos no vienen pudiendo acompañar el fuerte envión externo con la misma decisión, y así es que han ingresado en modo 'wait and see' a la espera de la oferta final en la SEC y las medidas que se evaluarían para amortiguar el impacto económico", dijo un economista.

El riesgo país de Argentina, medido por el banco JP Morgan, subió 35 unidades a 2.544 puntos básicos.

El peso interbancario se depreció un 0,08% a un renovado valor mínimo histórico de 70,63/70,64 unidades por dólar con la participación del banco central regulando la liquidez del mercado. El peso cayó un 0,59% en la semana.

"Tuvimos bajo volumen de negocios en una rueda en la que el banco central tuvo que vender recursos propios para atender demanda de divisas", dijo un corredor de cambios.

Por su parte la moneda doméstica en la plaza marginal cerró en promedio a 127 unidades por dólar, y el denominado contado con liquidación promedió los 108,80 pesos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin