Mercados

La deuda en dólares de los mercados emergentes supera por primera vez los cuatro billones

Foto de archivo - Los peatones caminan frente a un camión de caudales bancarios en el distrito financiero de Buenos Aires, Argentina. Foto: Reuters

La deuda denominada en dólares en los mercados emergentes ha superado los 4 billones por primera vez, luego de un aumento de las emisiones durante la crisis del COVID-19, mostraron datos del Banco de Pagos Internacionales (BPI).

La organización que agrupa a numerosos bancos centrales dijo que un aumento de un 14% en la emisión de deuda durante el trimestre de abril a junio impulsó un incremento interanual de un 7% en el crédito denominado en dólares.

Los costos del endeudamiento en dólares han caído desde que la Reserva Federal recortó sus tasas de interés a casi cero este año, pero a los mercados emergentes siempre se les advierte del "pecado original" de no poder pagar su deuda en el billete verde cuando sus propias monedas caen.

En línea con los últimos trimestres, el crédito a África y a Oriente Medio registró su mayor tasa de crecimiento con un 14%, dijo el BPI, impulsada por países de Oriente Medio.

Los países emergentes de Asia Pacífico y América Latina vieron aumentos interanuales de un 9% y un 5%, respectivamente. En contraste, los países emergentes de Europa vieron una caída de un 5%, extendiendo el declive visto en los últimos seis años a medida que el crédito denominado en euros se vuelve más importante para la región.

El crédito en circulación denominado en euros entre los emergentes de Europa, que incluye a países como Polonia, República Checa, Hungría y Rumania, superó previamente en el año al crédito en dólares en términos de cantidad total.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.