Mercados

En el primer trimestre se fueron de la Argentina casi US$ 4.000 millones

El dólar fue la noticia que opacó el primer trimestre por la incetidumbre política.

La Argentina registró un déficit de cuenta corriente de 3.849 millones de dólares en el primer trimestre del 2019, dijo el miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El resultado se explica principalmente por salidas de rentas de la inversión parcialmente compensadas por el saldo positivo en la balanza de bienes y servicios e ingresos secundarios, agregó el ente oficial.

La cuenta corriente es la medición más amplia del comercio de un país con el resto del mundo, e incluye el intercambio de bienes y servicios y los flujos de inversión.

El INDEC añadió que la cuenta financiera mostró un ingreso neto de capitales de 4.935 millones de dólares en el mismo trimestre.

Por su parte, el stock de deuda externa bruta total con títulos a valor nominal residual al 31 de marzo se estima en 275.828 millones de dólares, 2.104 millones de dólares menos que el trimestre previo ante una reducción del valor en dólares de la deuda emitida en pesos, reportó el ente de estadísticas.

"A fin de marzo de 2019, el 62% de la deuda corresponde al Gobierno general; el 26% a sociedades no financieras, hogares e ISFLSH (instituciones sin fines de lucro); el 9% al Banco Central; el 2% a las sociedades captadoras de depósitos y el 2% a otras sociedades financieras", señaló el informe.

El INDEC acotó que el stock de deuda externa bruta total a valor de mercado al 31 de marzo se estima en 251.914 millones de dólares, lo cual muestra un crecimiento de 1.034 millones de dólares en el trimestre.

Relacionados

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.