Politica

Aseguran que el pacto automotriz con Brasil fortalecerá lazos de cara al acuerdo con la UE

Macri firmó un acuerdo por 10 años, a pocos meses de terminar su mandato.

Las terminales automotrices reiteraron su respaldo al acuerdo alcanzado por los gobiernos de Argentina y Brasil, que extendió el libre comercio administrado hasta 2029, lo que permitirá ganar "fortaleza, especialización y complementación" al mercado local y regional para concretar, la próxima década, una integración más competitiva con la Unión Europea.

Así lo expresaron esta tarde los directivos de las terminales automotrices y de las empresas autopartistas que fueron recibidos por el presidente Mauricio Macri en Casa de Gobierno, acompañado por el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, el secretario de Industria, Fernando Grasso, y el subsecretario de Comercio Exterior, Federico Lavopa.

"Este acuerdo histórico de cara a 2029 es muy positivo porque nos permite tener previsibilidad y un tiempo más que prudente para logar una industria sustentable, competitiva e integrada antes de que entre en vigor el libre comercio automotor con la Unión Europea", dijo el vicepresidente de la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA), César Ramírez Rojas.

Con este marco de largo plazo, las automotrices podrán "proyectar y definir asignaciones e inversiones por los próximos diez años", aseguró Ramírez Rojas, al destacar que esa circunstancia "habilita a trabajar en la fortaleza, especialización y complementación del mercado y como bloque regional frente a los cambios que ya se manifiestan en la industria automotriz global".

Quienes participaron

"Hay cambios disruptivos a lo que debemos adecuarnos de manera rápida y sustentable para seguir en competencia", resaltó el directivo de Adefa, acompañado por Cristiano Rattazzi, presidente de Fiat Chrysler Automobile (FCA); Gabriel López, de Ford; Marcus Cheistwer, de Iveco; César Luis Ramírez Rojas, de Scania y Thomas Owsianski, de Volkswagen.

Además, participaron Juan Cantarella y Raul Amill por la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) y Sergio Kalut y Claudio Cordero, por el Grupo Proa.

Tras el encuentro, el Gobierno nacional expresó en un comunicado que los referentes de la industria automotriz recibidos por Macri "manifestaron su apoyo al reciente acuerdo alcanzado por los gobiernos de Argentina y Brasil" y que entrará en vigencia en junio de 2020.

El viernes en el Comité Automotor Argentina- Brasil, ambos Gobiernos acordaron en el marco del Acuerdo de Complementación Económica (ACE14), renovar el 38 Protocolo Adicional que vence el 30 de junio próximo, a través del cual se implementará un nuevo sistema de intercambio compensado para el comercio de vehículos y partes.

Los representantes de ambos Gobiernos firmaron el nuevo Pacto Automotor Común (PAC) que tendrá vigencia hasta 2029 y reemplaza al anterior que fuera rubricado el 27 de junio de 2016.

En los nuevos términos comerciales, el intercambio hasta junio de 2020 se rige por un flex de US$1,7 -es decir por cada dólar que exporta la Argentina, Brasil puede exportar hasta 1,7- el cual se irá incrementando progresivamente hasta los US$3 para la total liberalización del mercado en junio de 2029.

El Gobierno se aseguró que este nuevo convenio les brinde a las terminales automotrices y autopartistas nacionales un horizonte de previsibilidad y les permitirá orientar sus inversiones consolidando un patrón de especialización que asegure escalas de producción más rentables.

Toda la cadena de valor local automotriz comprende una participación cercana al 8% del empleo industrial, además de explicar más del 40 % de las exportaciones argentinas de manufacturas de origen industrial, y generar 78.000 puestos de trabajo directos y alrededor de 160.000 indirectos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.