Politica

El Gobierno de Macri busca que el Congreso sea el que cambie las condiciones a los bonistas

Macri recibió deuda por más de 150.000 millones de dólares. Ahora, tiene problemas para pagarla.

El Gobierno de Argentina envió al Congreso un proyecto que establece procedimientos para renegociar los bonos del país emitidos bajo ley local con sus acreedores, dijo el Ministerio de Hacienda el jueves por la noche, en medio de una crisis económica.

El giro al Congreso fue difundido en una gacetilla de prensa del proyecto, que es una de las partes de un "reperfilamiento" o plan de postergación de pagos de toda la deuda argentina que ya había anunciado en agosto el Gobierno del presidente Mauricio Macri.

"El proyecto de ley presentado en el Congreso busca darle al diálogo un marco institucional que despeje las dudas sobre la capacidad y voluntad de pago de la deuda argentina en el mediano y largo plazo", dijo el comunicado.

Un texto de la iniciativa al que accedió Reuters dijo que, en caso de ser aprobada por el Congreso, el Gobierno solicitaría el consentimiento de los acreedores para modificar los términos de los títulos bajo legislación local, mediante mayorías calificadas.

Sin cláusulas de acción colectiva

Los bonos bajo ley local carecen de estas "cláusulas de acción colectiva", a diferencia de los títulos emitidos bajo legislación internacional, que sí las tienen.

Cuando la modificación propuesta afectase los términos y condiciones de los títulos de una única serie de bonos, se requeriría el consentimiento de los tenedores de más del 75% del monto de capital pendiente de amortización de los títulos en circulación de esa serie, según el texto.

En caso de la modificación de los títulos de dos o más series agrupadas, se necesitaría el consentimiento de los tenedores de más del 66,66% del monto de capital pendiente de amortización de los títulos en circulación de todas las series agrupadas, agregó.

El plan para aplazar los pagos de la deuda abarca un total de unos 100.000 millones de dólares, incluyendo al Fondo Monetario Internacional, los acreedores privados internacionales, y títulos de corto plazo, además de los bonos bajo legislación local.

Con esta iniciativa, el Gobierno de Macri busca desahogar sus vencimientos inmediatos para reforzar las reservas del banco central y enfrentar mejor un aumento de la desconfianza financiera antes de las elecciones de octubre.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.