Politica

Dante Sica reclamó a empresaros y sindicatos pensar en una reforma laboral

Para Sica, la reforma laboral es un slogan.

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, advirtió hoy que "la reforma laboral no puede ser un cliché, donde se dicen un montón de cosas pero no pasa nada", y criticó también a algunos sindicatos y cámaras empresariales por maniobras a las que calificó como "curros".

"No podemos condenar a la mitad de los argentinos a no tener un trabajo decente. La legislación debería proteger al trabajador y el puesto de trabajo, que cambia todo el tiempo", dijo Sica al exponer sobre el mercado de trabajo en el 55 Coloquio de IDEA que se desarrolla en Mar del Plata.

En el mercado de trabajo "mucho hicimos desde el Gobierno, pero todavía queda mucho por hacer", dijo el funcionario, y detalló la iniciativa de reforma impositiva que impulsa el oficialismo, con rebaja de impuestos para que las pymes puedan contratar nuevos empleados.

Pero Sica también apuntó a la necesidad de reformar "muchos convenios laborales que se redactaron en la década de los 70, y que ahora han quedado desfasados"

También llamó a terminar "con los curros, como el pago del seguro de sepelio para trabajadores de 35 años" y dijo que en maniobras como esas "la culpa no es sólo de los sindicatos sino también de las cámaras empresariales que están asociadas a esos curros".

También apuntó a la necesidad de "desarmar la industria del juicio", que genera "más trabajo informal y un curro que se lo reparten entre los abogados y los jueces".

En esta ola de críticas a empresarios y sindicatos, Sica no se privó también de hablar de la responsabilidad del Estado, que no controla debidamente el dinero que otorga en subsidios.

En ese caso, puso como ejemplo que "no es lo mismo los centros de capacitación de la UOM o la Uocra, que otros que son sellos para cobrar el subsidio que le da el Estado".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.