Politica

Subte: Buenos Aires demanda a Madrid por la venta de vagones con asbesto

El subterráneo de Buenos Aires. Foto: Reuters.

La empresa estatal Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) demandó al Metro de Madrid por la venta "ilícita" de vagones con asbesto, un material cancerígeno prohibido en ambos países, por lo que pidió un resarcimiento de 15 millones de euros. Sin embargo, antes de la denuncia, el titular del organismo había admitido que España les alertó del amianto, pero aclaró que no leyó el manual.

La demanda, de 84 páginas, y a la que tuvo acceso la agencia Télam, asegura que la venta de los 6 vagones en 2011, que luego fueron destinados a la línea B del subte porteño, se trató "de una actuación incalificable, ilícita, irresponsable y de mala fe" por parte del Metro de Madrid.

La venta se produjo hace ocho años, cuando Sbase adquirió los trenes de segunda mano del subte madrileño, los CAF 5000. Habían sido fabricados en los años 70, cuando el amianto estaba permitido.

En febrero de 2018 salió a la luz que los vagones vendidos tenían amianto o asbesto, un mineral cancerígeno que está prohibido en más de 50 países desde hace casi 20 años y en Argentina desde 2001. Según precisó Sbase en la demanda, todos los tipos de amianto causan cáncer de pulmón, mesotelioma, cáncer de laringe y de ovario, y asbestosis (fibrosis de los pulmones).

Los vagones habían sido destinados a la línea B, una de las más utilizadas, con 240.000 pasajeros diarios y donde se vieron potencialmente afectadas las 763 personas que trabajaban por entonces en sus talleres, estaciones y trenes.

"Desde que trascendió en España la presencia de asbesto en las formaciones Caf 5000 sacamos los trenes de circulación inmediatamente. Formamos una comisión técnica con áreas de salud del Gobierno y los trabajadores para acompañarlos en este proceso. Además encaramos un proceso de desasbestización en conjunto con ellos", dijeron hoy a Télam fuentes el Gobierno porteño.

En una entrevista con CNN, el presidente de Sbase, Eduardo De Montmollin, admitió que los manuales técnicos que había enviado España precisaba que los trenes contenían asbesto, pero no lo leyó cuando los adquirieron. "La documentación técnica de un tren puede llegar a ser unos manuales o carpetas así y de repente lo que dice esto es una letra chiquita en la página 473 del tomo 4 del manual de descripción de partes. En teoría… los técnicos de Sbase…. No puedo garantizar que se haya leído todas y cada una de las páginas de los manuales técnicos", reconoció el funcionario público antes de demandar al Metro de Madrid.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.