Politica

El peronista Alberto Fernández gana a Mauricio Macri las elecciones de Argentina en la primera vuelta

  • El presidente reconoció la derrota y prometió una transición ordenada
  • El Banco Central anunció nuevas restricciones a la compra de divisas

El candidato opositor Alberto Fernández se transformó esta madrugada en el nuevo Presidente de Argentina. Con 95,7% de las mesas escrutadas, el candidato 'kirchnerista' obtenía 48% de los votos, frente al 40,5% del presidente Mauricio Macri, quien aspiraba a la reelección. La derrota del oficialismo y el regreso del kirchnerismo al poder se presenta como un enorme desafío en términos políticos y económicos para el país sudamericano, que ha anunciado nuevas restricciones a la compra de divisas para proteger las reservas nacionales ante la fuerte demanda de las últimas semanas. Así seguimos en directo el proceso electoral en la Argentina.

Fernández, del peronismo de centroizquierda, logró la presidencia sin necesidad de un balotaje. La popularidad de Macri se había derrumbado en los últimos meses por la grave crisis económica que atraviesa el país. Desde horas antes del anuncio oficial, diversos medios argentinos afirmaron, en base a sondeos, que Fernández había obtenido una amplia diferencia sobre Macri, el candidato preferido por los mercados. De inmediato, miles de simpatizantes de Fernández se volcaron a las calles.

"Este triunfo rotundo en primera vuelta es una expresión muy clara del pueblo argentino", dijo Felipe Solá, uno de los asesores más cercanos a Fernández.

A la luz de pantallas que decían "Argentina de pie", miles de partidarios festejaban en la sede de Buenos Aires del Frente de Todos, la alianza encabezada por el peronismo. Bocinazos de festejo podían oírse en distintos barrios de la capital argentina.

Los comicios deben dirimirse en una segunda vuelta solo si ninguno de los dos candidatos supera el 45% de los votos o el 40% y una diferencia de 10 puntos porcentuales sobre el segundo.

"Alberto ya ganó y estoy feliz, súper contenta. Pasamos cuatro años muy duros. La emoción y las expectativas que tenemos son porque sabemos que vuelve un Gobierno que piensa en el pueblo", dijo a Reuters Paola Fiore, una empleada pública de 35 años que participaba de los festejos de la oposición.

Qué significa Fernández

Pese a ser considerado un político moderado, el eventual arribo de Fernández a la presidencia es visto con preocupación por los mercados financieros, que temen amplias regulaciones de la economía como las que aplicó su compañera de fórmula, la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner.

El líder opositor, que logró aunar al peronismo para las elecciones, fue jefe de Gabinete en parte de las gestiones del expresidente Néstor Kirchner (2003-2007) y de su compañera de lista (2007-2015).

Aunque los inversores ya daban por hecha la victoria del peronismo, el triunfo de Fernández podría impactar el lunes en los mercados y provocar una nueva caída del ya debilitado peso local, que en agosto se derrumbó tras conocerse el resultado de las primarias.

En medio de la expectativa sobre el resultado, las autoridades del banco central de Argentina se reunieron en la noche del domingo para evaluar los resultados de los comicios, que generaron una mucha volatilidad en el mercado cambiario en las últimas semanas. Guido Sandleris anunció este lunes en conferencia de prensa nuevas restricciones a la compra de divisas en el país para "proteger las reservas nacionales" ante la fuerte demanda de dólares de las últimas semanas y para dar mayor libertad al nuevo Gobierno a la hora de confeccionar su política económica. 

En concreto, el Banco Central anunció que se limita a 200 dólares la compra de divisas desde una cuenta bancaria y a 100 dólares la compra en efectivo. Quedan exentas de las restricciones los viajes internacionales y el retiro de fondos desde el exterior. 

Qué pasará con la moneda

El salto que dieron la inflación, el desempleo y la pobreza es el talón de Aquiles de Macri y de su alianza de centroderecha Juntos por el Cambio, que igualmente conserva un núcleo duro de votantes que ven en él a un impulsor de la transparencia y de las obras públicas.

Macri ha propuesto avanzar con la apertura de la economía y el ajuste del Estado, aunque la agudización de la crisis disparada en agosto lo llevó a tomar algunas medidas que sirvieron como leves paliativos sociales.

Fernández, en cambio, es proclive a una mayor intervención estatal para impulsar el mercado doméstico y hacer crecer la actividad, actualmente casi paralizada.

El candidato peronista suele defender la gestión de Néstor Kirchner, durante la que la economía creció robustamente con superávit fiscal y reducción de la pobreza.

La reactivación de la economía, el combate a la pobreza y la renegociación de un acuerdo por 57.000 millones de dólares firmado el año pasado -cuando despuntaba la crisis- entre Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI) serán las prioridades en las que tendrá que enfocarse el próximo gobierno.

De confirmarse la amplia victoria de Fernández, el peronismo -que ganó también la elección en la provincia clave de Buenos Aires- lograría obtener mayoría parlamentaria tras una elección que tuvo una participación cercana al 81% del padrón.

Relacionados

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0