Politica

Desde México, Evo Morales promete seguir en la lucha política

Evo Morales.

El boliviano Evo Morales llegó a México el martes tras aceptar el asilo político ofrecido por el gobierno del mandatario Andrés Manuel López Obrador, y prometió seguir en la lucha política luego de que renunció a la presidencia de su país el fin de semana en medio de protestas y presiones militares.

Morales, quien estuvo al mando de Bolivia desde 2006 entrando a la historia como el líder que más tiempo la gobernó, salió la noche del lunes de su país en un avión militar mexicano y emprendió un periplo antes de pisar tierra mexicana.

Lo acompañaron su vicepresidente Álvaro García Linera, quien también renunció el fin de semana, y la exministra de salud, Gabriela Montaño.

"Mientras tenga la vida, seguimos en política, mientras tenga la vida, sigue la lucha", dijo Morales en una breve declaración a los medios de comunicación que se agolparon para tener una imagen del exlíder cocalero de 60 años. "Si algo de delito tengo, es (que soy) indígena. Si algo de pecado tenemos con el hermano vicepresidente es que hemos implementado programas sociales para los más humildes", agregó. "Nuestro peor delito o pecado es que ideológicamente somos antiimperialista".

Momentos después, Morales subió a un helicóptero militar que lo llevaría a su nueva residencia. La nave se perdió en la inmensidad de Ciudad de México y la cancillería dijo que, por razones de seguridad, no hará público el lugar dónde vivirá Evo.

Bolivia se encuentra sumida en una crisis política que estalló tras los comicios del 20 de octubre, en los que Morales fue reelecto en un proceso fuertemente cuestionado por la oposición -que clamó fraude- y la Organización de Estados Americanos (OEA).

El fin de semana, el político renunció tras la divulgación de una auditoría de la OEA, que afirmó que debían convocarse a nuevos comicios, y por presión del alto mando militar.

Durante sus casi 14 años de gobierno, Morales estabilizó la economía del país andino y logró reducir fuertemente la pobreza. Sin embargo, sus críticos lo acusan de querer eternizarse en la presidencia al haber ignorado el resultado adverso de un referéndum en 2016 que le prohibía reelegirse nuevamente.

México tiene una larga trayectoria de dar asilos políticos. Entre otros, el pensador peruano Víctor Raúl Haya de la Torre estuvo asilado en el país en la década de 1920 y en 1937 el revolucionario ruso León Trotsky también llegó a México, donde finalmente fue asesinado poco más de dos años después.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.