Politica

El Gobierno derogó el protocolo sobre el aborto no punible

Adolfo Rubinstein. Foto: Reuters.

El gobierno nacional publicó en el Boletín Oficial el decreto que deroga la actualización del protocolo de Interrupción Legal del Embarazo (ILE), tras considerar que fue dictada "sin consultar la opinión de los superiores jerárquicos". De esta manera, quedó sin efecto la resolución firmada hace dos días por el secretario de Salud Adolfo Rubinstein.

Según lo publicado en el Boletín Oficial, "la resolución citada fue dictada por la Secretaría de Gobierno de Salud sin consultar la opinión de sus superiores jerárquicos, máxime teniendo en particular consideración la relevancia e implicancias de las cuestiones en ella reguladas".

A partir de esto, se desconoce qué medidas tomará Rubinstein. La renovación del protocolo generó una serie de cruces entre distintos funcionarios, aún cuando el protocolo de Interrupción Legal del Embarazo anterior era una normativa que ya había sido firmada en 2015.

Ayer, la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, había adelantado que el Gobierno iba a derogar la resolución 3158/2019 que actualizaba el protocolo para la interrupción legal del embarazo firmada por el secretario de Salud, Adolfo Rubinstein.

Con el decreto 785/2019, rubricado por el propio presidente Mauricio Macri, el jefe de Gabinete Marcos Peña y la ministra Stanley, se dejó sin efecto la normativa que según el jefe de Estado se trató de una "decisión unilateral" de Rubinstein, por lo que pidió expresamente que se diera marcha atrás.

Además, el decreto destacó que el titular de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia manifestó "no haber participado del proceso de formulación de la misma, aun cuando varias de las disposiciones del mencionado Protocolo, repercuten en los derechos de niñas y adolescentes".

También mencionó la falta de intervención del Consejo Federal de Niñez, Adolescencia y Familia, de la Agencia Nacional de Discapacidad y del Instituto Nacional de las Mujeres.

Finalmente, en uno de los últimos párrafos del decreto, se recordó que "el Presidente de la Nación es el jefe supremo de la Nación, jefe del Gobierno y responsable político de la administración general del país", en clara alusión a lo que varios ministros calificaron como una "insubordinación" de Rubinstein.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.