Politica

Enviado de Trump se retira por la presencia de funcionarios venezolanos

Un asesor principal del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se retiró de la asunción del presidente argentino, Alberto Fernández, y no acudió a las reuniones de trabajo que estaban previstas el miércoles debido a la presencia de funcionarios del gobierno venezolano de Nicolás Maduro.

El enviado especial, Mauricio Claver-Carone, dijo al diario local Clarín que se había retirado temprano tras "sorprenderse" por la presencia de invitados como el ministro de Información venezolano, Jorge Rodríguez. Los comentarios fueron confirmados por un portavoz de la embajada de Estados Unidos, quien afirmó que no se habían cancelado las reuniones programadas.

Estados Unidos y muchos otros países han expresado su deseo de que Maduro renuncie y han reconocido al líder opositor venezolano Juan Guaidó como el presidente legítimo del país, a pesar de que no ganó elecciones.

El peronista Fernández se encuentra en una encrucijada diplomática entre Estados Unidos y sus aliados, incluido Venezuela. Su vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, en cambio tuvo una estrecha relación con Maduro en la última etapa de sus dos mandatos entre 2007-2015.

"Desafortunadamente, debido a unas invitaciones y a algunas sorpresas que recibimos al llegar, decidí no ir y me voy temprano. No voy a tener las reuniones de trabajo que tenía programadas para mañana", dijo Claver-Carone a Clarín. El enviado también afirmó que los lazos con Maduro "no le traen ningún beneficio a la Argentina" y que el país debería tener como prioridad "trabajar bilateralmente con nosotros y con otros aliados".

Otros funcionarios estadounidenses asistieron y se reunieron con Fernández, incluidos el Secretario de Salud de Estados Unidos, Alex Azaz, y Michael Kozak, subsecretario interino de Estados Unidos para la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado. El portavoz de la embajada estadounidense dijo que Azar y Claver-Carone dejaron el país sudamericano el miércoles, mientras que Kozak permanecía en Argentina.

El exmandatario, Mauricio Macri, quien entregó el poder a Fernández el martes, había sido un aliado cercano de Estados Unidos sobre Venezuela. Fernández por su parte ha sido cauteloso con su postura sobre el gobierno de Maduro, aunque ha fortalecido sus lazos con otros políticos de izquierda de la región, incluido el presidente mexicano, Andres Manuel López Obrador, el desplazado líder de Bolivia, Evo Morales y el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

Argentina, que recibió un crédito del Fondo Monetario Internacional (FMI) por 57.000 millones de dólares el año pasado, espera obtener el apoyo de Estados Unidos mientras busca reestructurar su deuda en medio de una crisis económica y temores de incumplimiento de pagos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0