Politica

La candidatura de Añez en Bolivia desata críticas

La dictadora boliviana, Jeanine Áñez. Foto: Reuters.

La decisión de la presidenta de facto de Bolivia, Jeanine Añez, de lanzar su candidatura para las próximas elecciones presidenciales, provocaba críticas de aliados y oponentes, la renuncia de una ministra en protesta y profundizaba la incertidumbre tras el derrocamiento de Evo Morales.

El país sudamericano ha estado sumido en un compás de espera política desde octubre, cuando una cuestionada elección derivó en protestas de la derecha, que derrocaron al líder democrático Morales, tras lo cual Añez asumió como presidenta de facto.

Añez, en un discurso del viernes, dijo que había decidido ser candidata debido a que había una oposición dividida frente al partido socialista de Morales, pese a que antes la exsenadora conservadora había dicho que su objetivo era únicamente ayudar al país a celebrar nuevas elecciones. "Una candidatura de la presidenta desbarata su rol histórico y la credibilidad de la transición", escribió en su blog personal Carlos Mesa, segundo en la votación anulada del 20 de octubre, en respuesta a los planes electorales de Añez.

Durante el fin de semana, la ministra de comunicaciones Roxana Lizárraga, renunció y dijo que el gobierno había olvidado sus "objetivos" y que una candidatura desde el cargo de presidenta sería una "traición a la democracia".

El gobierno transitorio de Añez fue apoyado por quienes participaron en el golpe de Estado contra Morales. "Jeanine Añez tiene todo el derecho de postularse como cualquier boliviano", dijo Oscar Robles, un profesor universitario que vive en La Paz, sede de Gobierno. "Esperemos los debates y las propuestas que tienen y vamos a elegir al mejor".

Sin embargo, muchos no están de acuerdo. Jorge "Tuto" Quiroga, otro aliado y candidato presidencial, dijo que la postulación de Añez perjudica la credibilidad internacional de Bolivia y pone en riesgo el objetivo de celebrar elecciones imparciales.

Morales, que actualmente vive en Argentina, dijo en Twitter que la candidatura de Añez era la prueba de que había habido un "golpe" contra él, una postura que ha mantenido desde su renuncia en noviembre. Morales no se presentará a las elecciones de 2020, pero ha nombrado al exministro de Economía Luis Arce como candidato del Movimiento por el Socialismo. Las encuestas muestran que el MAS lidera frente a varios partidos de la oposición.

El periódico local Los Tiempos criticó en una editorial la decisión de Añez al sostener que "transgredió una especie de pacto tácito" entre la derecha y la instó a retirar su candidatura.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin