Politica

Miles de personas en Buenos Aires y otras ciudades de Argentina protestan por las medidas contra el coronavirus

Miles de personas se concentraron el jueves en el Obelisco de Buenos Aires y en otros puntos neurálgicos de más de 70 ciudades de toda Argentina para protestar con un "banderazo por la libertad" contra el Gobierno de Alberto Fernández por las medidas adoptadas para frenar el avance del coronavirus pero también por otros motivos.

Las protestas se convocaron, coincidiendo con el 204º aniversario de la independencia argentina, con la idea de que los manifestantes acudieran con sus coches a los lugares señalados y mostraran la bandera argentina desde sus ventanillas, para respetar la distancia social.

En Buenos Aires, ello dio lugar a una gran concentración de coches, con algunas personas subidas a los capós y los techos para enarbolar desde allí la bandera nacional, aunque también hubo concentraciones de personas en la calle.

La principal causa de la protesta fueron las medidas impuestas por el Gobierno para combatir la pandemia, especialmente la cuarentena nacional, que ha dejado sin sustento a quienes dependen de su trabajo diario para sobrevivir.

"Somos privados y necesitamos trabajar. Me voy a tener que convertir en político, solo así se puede facturar", decía Fabio Cuggini, un peluquero de 54 años cuyo local está cerrado desde el inicio del confinamiento, en declaraciones al diario argentino 'La Nación'.

No obstante, había otros motivos, como la intervención de la empresa agraria Vicentin, según dijo Fernández para salvarla de la quiebra y garantizar al mismo tiempo la seguridad alimentaria de Argentina en plena pandemia, o la excarcelación de Lázaro Báez, presunto testaferro de la familia Kirchner.

"Con la excusa de esta 'plandemia', tapan otras cosas. Tienen a la gente encerrada, con miedo y sin trabajar", se quejaba Carla Andrea, una empleada doméstica de 39 años afiliada a la Unión por la República.

Tras una cacerolada que tuvo su réplica en numerosos barrios de Buenos Aires y una ronda de aplausos y cánticos del himno nacional ondeando la bandera, muchos manifestantes se trasladaron a la Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada, para seguir allí la protesta, ya a pie de calle.

Argentina es uno de los países latinoamericanos que, a pesar de la incidencia del virus, ha conseguido mantener a raya la pandemia. Esta semana ha superado a China, sumando ya 90.693 casos y 1.720 muertos.

Fernández declaró el 20 de marzo una cuarentena nacional que posteriormente ha ido relajando, en parte, para mitigar el impacto económico de la crisis sanitaria. En algunos lugares, ha sido necesario volver a las restricciones.

"La protección de la salud y la vida de la gente está por encima de todo", reivindicó Fernández durante la celebración virtual de los 204 años de la independencia argentina.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.