Politica

El Senado de Argentina aprueba una ley para regular el teletrabajo en el marco de la pandemia

Congreso nacional argentino

El Senado de Argentina ha aprobado este jueves, sin el apoyo de la oposición, una ley para regular el teletrabajo, una modalidad laboral en auge como consecuencia de la pandemia de coronavirus, que ya ha dejado en el país más de 185.000 personas contagiadas.

La iniciativa, que ha obtenido 40 votos a favor y 30 en contra, busca establecer los presupuestos legales mínimos para la regulación de la modalidad de teletrabajo en aquellas actividades que lo permitan por su naturaleza y características. De forma paralela, aclara que los aspectos específicos se establecerán en el marco de las negociaciones colectivas.

Así, remarca que las personas que teletrabajan tienen los "mismos" derechos y obligaciones que quienes trabajan presencialmente. En este sentido, su remuneración no podrá ser inferior a la que percibirían si el trabajo se realizara de manera presencial.

Además, establece que los trabajadores no pueden ser obligados a aceptar esta modalidad contractual, excepto en "casos de fuerza mayor".

La normativa también otorga el derecho a la desconexión digital, lo que significa que "no se podrán exigir tareas ni contactar con los trabajadores fuera de la jornada laboral", según ha informado el Senado a través de su cuenta de Twitter. También, establece que la jornada laboral debe pactarse previamente por escrito, en el contrato de trabajo.

Por otra parte, el empleador deberá proporcionar el equipamiento "adecuado" para que el trabajador pueda desarrollar su trabajo y tendrá que compensar los gastos derivados de la conectividad.

En cuanto a los trabajadores que tengan a alguien a su cargo menor de 13 años, con discapacidad o ancianos, y que convivan con la persona trabajadora y requieran asistencia específica, la normativa indica que tendrán derecho a horarios compatibles con las tareas de cuidado y/o interrumpir la jornada, según informaciones de la agencia de noticias argentina Télam.

Por último, la legislación indica que el consentimiento prestado por la persona trabajadora para pasar a la modalidad del teletrabajo es reversible en cualquier momento de la relación laboral. Este último punto es uno de los que más discrepancias entre los bloques ha generado.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.