Politica

Urgen a la dictadura de Bolivia a dialogar con los manifestantes

La dictadora de Bolivia, Jeanine Añez. Foto: Reuters.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) urgió a la dictadura que ocupa el gobierno de Bolivia a dialogar con los organizadores de las manifestaciones de las últimas semanas. La canciller interina, Karen Longaric, acusó a ese organismo de parcialidad.

En un comunicado, la CIDH, con sede en Washington, reafirmó su "recomendación de que se conduzca, desde el más alto nivel del Estado, un proceso nacional de diálogo y reconciliación con el objetivo de desactivar las tensiones y hostilidades latentes en la sociedad boliviana".

En las últimas dos semanas, Bolivia vive bloqueos de caminos y manifestaciones de sectores sociales que exigen que las elecciones se celebren el 6 de septiembre, fecha que aprobó el Parlamento y que fue postergada por el órgano electoral hasta el 18 de octubre, con el argumento de la emergencia sanitaria.

La Comisión dijo sentir "extrema preocupación" por los bloqueos porque se ha impedido la distribución de alimentos y medicamentos, como tanques de oxígeno, mediante explosiones con dinamita y hasta incendios.

No obstante, el organismo panamericano destacó que la Central Obrera Boliviana (COB), uno de los convocantes de los bloqueos, ha pedido que se deje pasar ambulancias, medicinas y oxígeno.

La CIDH reconoció que se han registrado "algunos hechos de violencia" en las manifestaciones, pero fue más dura contra el Estado boliviano: le instó a actuar de manera proporcionada contra aquellos individuos que cometan actos violentos en una manifestación y le recordó que, a pesar de esos incidentes, el resto de manifestantes conservan su derecho a la protesta.

Es decir, explicó la Comisión, el hecho de que algunas personas actúen de manera violenta no significa que una manifestación en su conjunto pueda declararse como no pacífica.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin