Politica

Alberto Fernández sostiene que la protesta policial "no se puede prolongar en el tiempo"

Alberto Fernández, presidente argentino. Foto: Reuters

El presidente argentino, Alberto Fernández, afirmó este jueves que "no se puede prolongar en el tiempo" la masiva protesta salarial que realizan desde el lunes miembros de la Policía de la provincia de Buenos Aires, la región más rica y poblada de Argentina, en un comportamiento que el mandatario calificó de "inadmisible".

"Estamos resolviendo infinidad de situaciones como esta, lo que pasa es que no salen a la luz. Lo que no podés es tener una fuerza policial que tiene que estar al cuidado de la pandemia como estaba ayer. No puedes tenerlo y no puedes prolongarlo en el tiempo", aseveró el jefe del Estado argentino en diálogo con Radio con Vos.

En este sentido, Fernández tachó el modo de protesta elegido durante la jornada de ayer -que incluyó manifestaciones de efectivos armados y con autos policiales ante su residencia oficial- "inapropiado", aunque reiteró que se trata de una "demanda justa, porque hay un retraso de muchos años del salario" de estos policías.

"(Es) una protesta que yo digo que tiene un trasfondo razonable por el retraso salarial, como muchos otros empleados públicos, pero el modo es inadmisible", sostuvo, agregando que castigar o no a los agentes por esta protesta es una cuestión que atañe al gobernador de la provincia de Buenos Aires, el kirchnerista Axel Kicillof.

Aun tratándose de un reclamo que no es nuevo, el presidente reconoció que "las cosas se precipitaron" tras lo visto durante la jornada del miércoles, subrayando que su mayor preocupación eran los ciudadanos que quedaban "indefensos" por la actitud de los policías.

"Lo que más me preocupa es que más de 100 patrulleros que venían de Tigre, San Fernando (o) Vicente López tenían que estar en las calles. Están malversando las baterías de los autos, malversando combustible, parados en una demanda policial de esta naturaleza. Lo que me preocupa ahí es que el ciudadano de a pie queda totalmente indefenso", manifestó.

La residencia presidencial de Olivos fue uno de los puntos principales de la protesta de este miércoles, después de que la fuerza policial bonaerense, compuesta por 90.000 efectivos, comenzara a realizar manifestaciones en la noche del lunes en múltiples puntos de la extensa provincia de Buenos Aires.

Más allá de la demanda salarial, que la mayoría de las autoridades admite como válida, la protesta en las calles ha generado un fuerte rechazo por parte de dirigentes oficialistas y opositores.

Tanto policías como militares no tienen derecho a una representación sindical y, por tanto, no están habilitados a realizar medidas de fuerza y las protestas son interpretadas como una falta al régimen disciplinario y en algunos casos pueden ser interpretadas como posible intimidación a las autoridades.

Sobre esta cuestión se pronunció Alberto Fernández este miércoles desde su residencia, en donde, acompañado por ministros, parlamentarios y alcaldes bonaerenses, prometió una solución al conflicto salarial.

A este respecto, en sus declaraciones a Radio con Vos el mandatario defendió la decisión de conceder los "recursos necesarios" a la provincia de Buenos Aires "para resolver este tema".

"La verdad es que la provincia de Buenos Aires está en una situación financiera absolutamente crítica y, por lo tanto, era imposible lo que estaban pidiendo si no hubieran ido en auxilio del Gobierno nacional", indicó Fernández.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin