Politica

La ONU aclara que Brasil tiene un "largo camino" para alcanzar la paridad género

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Foto: Reuters.

Brasil tiene un largo camino por delante para alcanzar la paridad entre hombres y mujeres en el campo político. Así concluyó un estudio presentado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que sitúa al país como uno de los peores de Latinoamérica en esta área.

En Brasil, "las mujeres permanecen en condiciones de desigualdad" en diversas dimensiones, por lo que el país todavía tiene muchos desafíos para llegar a la equidad de género también en lo que se refiere a la política, según consideró la representante de la ONU Mujeres en Brasil, Anastasia Divinskaya. "Brasil aún tiene un largo camino a recorrer en dirección a la paridad de género y, para ello, es fundamental que se produzcan cambios institucionales", afirmó Divinskaya en un comunicado.

Tras un estudio realizado en 2019, en el que fueron analizados 40 indicadores, el país alcanzó una puntuación de 39,5 puntos, lo que lo ubicó en la novena posición en un ránking de once países latinoamericanos, por delante solamente de Chile (38,2 puntos) y Panamá (37 puntos).

Entre los tópicos analizados figuran temáticas como el derecho al voto, la participación de las mujeres en partidos políticos, esferas del poder y cargos públicos y la existencia de estructuras volcadas a la equidad de género en el campo político, entre otros.

El informe destacó que, aunque muchos compromisos hayan sido "formalizados por diferentes instancias de poder" brasileñas, "las medidas implementadas hasta ahora son periféricas e insuficientes". "La igualdad entre mujeres y hombres está prevista en la Constitución brasileña. Pero aún no existe en el país una ley integral que incluya la dimensión de la violencia política contra las mujeres", apuntó el estudio.

La categoría en la que el gigante sudamericano obtuvo la menor puntuación, de 13,3 puntos, fue la que se refiere al "desempeño y efectividad de la ley de cuotas", seguida por los "compromisos institucionales brasileños con relación a la igualdad entre mujeres y hombres" (20 enteros). Por otro lado, el mejor desempeño del país dice respecto al "ejercicio del derecho al sufragio", categoría en la que logró 80,3 puntos.

El estudio elaborado por PNUD se enmarca en la promoción de la Agenda 2030 para los objetivos de desarrollo sostenible estipulados por la ONU, entre los que la paridad de género destaca como "uno de los enfoques centrales". Creado en 2014, el proyecto Atenea busca acelerar la participación política de las mujeres en los países de Latinoamérica y del Caribe y generar "cambios más sostenibles para reducir la desigualdad en el campo político". "Nuestra expectativa es contribuir para que Brasil también consiga hacer sus cambios estructurales", aseguró la representante del PNUD en el país, Katyna Argueta.

Hasta el momento, ya fueron conducidos análisis sobre la participación política de las mujeres en Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Perú y Uruguay, además de Brasil. Entre los países con mayor promoción de equidad y paridad en el área política en el continente figuran México, que obtuvo 66,2 puntos, Bolivia (64) y Perú (60,1).

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.