Politica

Diputados convirtió en ley la nueva fórmula de actualización de jubilaciones

Sergio Massa durante la sesión en Diputados. Foto: HCDN

El Congreso aprobó la ley que modifica el índice de movilidad jubilatoria, con 132 votos afirmativos, 119 negativos y ninguna abstención. El proyecto propone incrementos trimestrales para unos 18 millones de personas, entre jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), asignaciones familiares, pensiones no contributivas, y pensión al adulto mayor.

Los haberes de los trabajadores pasivos se ajustarán con una fórmula que combina un 50% de la recaudación de la Anses y otro 50% de la variación salarial medida por la evolución de los salarios formales que realiza el Ministerio de Trabajo (RIPTE) y de los salarios que mide el Indec, en donde se impondrá el que sea mayor.

La iniciativa se aprobó tras un largo debate de once horas en el cual expusieron más de sesenta 50 legisladores. El proyecto que consiguió 132 votos tuvo el respaldo de Frente de Todos, el interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, y los bloques de Córdoba Federal, bloque Peronista, Acción Federal, y el Movimiento Popular Neuquino. Por el contrario, el rechazo a la iniciativa reunió 119 votos de Juntos por el Cambio, la izquierda, Partido de la Justicia Social, el socialismo, y Consenso Federal.

El principal argumento del oficialismo es que la nueva fórmula le terminará ganando a la inflación aumentando el poder adquisitivo de los jubilados. De esa manera se buscará recomponer los montos tras 4 años de pérdida durante la presidencia de Mauricio Macri. En 2020 las jubilaciones mínimas le ganaron a la inflación pero por un margen muy estrecho.

El presidente de la Comisión de Presupuesto, Carlos Heller, ponderó el índice impulsado por el oficialismo, al sostener que "las paritarias se van a cerrar por arriba de la inflación porque la economía va a crecer". "Dennos tiempo", para que las políticas del Gobierno nacional den resultados "pese a las dificultades", pidió.

La diputada del Frente de Todos Florencia Lampreabe aseguró que el proyecto es para recuperar las jubilaciones, y recordó que los haberes de los pensionados "pasaron de ser los más altos de Latinoamérica en el 2015 a unos de los más bajos en el 2019, que no alcanzaban para cubrir las necesidades básicas".

Por el contrario, desde la oposición plantearon que el hecho de que la inflación no sea parte de la fórmula implicará un ajuste. "Es impredecible la economía argentina y si, además le ponen un tope a la recaudación estableciendo que es sólo la de la Anses, lo que tenemos es la seguridad de que los jubilados van para atrás el año que viene, lo saben ustedes y lo sabemos nosotros", expresó durante el debate el presidente del interbloque Juntos por el Cambio Mario Negri.

Por su parte, el vicepresidente de la comisión de Presupuesto, el diputado del Pro Luciano Laspina, estimó que "esta es una fórmula estrambótica, compleja y desactualizada". El diputado opositor sostuvo que "lo que se debe garantizar es un piso a los jubilados para que que no pierdan en el tiempo", y dejó en claro que su bancada rechaza en forma "total, irrevocable y consistente" esta iniciativa.

Los resultados se verán a fin del año 2021. Allí se podrá observar si la nueva fórmula resulta ser un ajuste o una recomposición salarial para los jubilados. El presidente Alberto Fernández había expresado, en el momento que se anunció el envío del proyecto de ley, que el objetivo es volver a recuperar el poder adquisitivo del haber previsional que perdió alrededor de 20 puntos durante los años en que gobernó Mauricio Macri.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin