Politica

Cristina Fernández se confiesa: revela detalles de su última noche con Néstor Kirchner y bromea sobre la polémica de las calzas

La mandataria argentina contó detalles de su último día con Néstor Kirchner.|EFE

La presidenta argentina, Cristina Fernández, volvió a bromear sobre las calzas (leggins) negras que usó en un acto reciente y reveló detalles sobre la última noche que pasó junto a su fallecido esposo y predecesor en el cargo, Néstor Kirchner, durante una entrevista. Vídeo | La 'cumbia de los leggins'; la canción sobre Kirchner que causa furor en las redes sociales.

"La verdad, no son polémicas, son calzas", respondió entre risas la mandataria al ser preguntada sobre su indumentaria por el conocido periodista argentino Jorge Rial. Kirchner negó su política cambiaria: "No existe cepo polar".

"Me he puesto en infinidad de actos calzas, están registradas las crónicas, con botas hasta acá, y nunca había pasado nada", continuó la presidenta, quien reiteró que el revuelo causado por su vestimenta una semana atrás fue provocado por los medios "para ocultar lo que estábamos inaugurando, la rehabilitación del centro de recreación de los Bosques de Ezeiza, un icono del peronismo".

Durante la primera parte de la entrevista retransmitida esta noche por el canal América, la presidenta se conmovió al reconstruir la última noche que pasó con Kirchner antes de su repentina muerte, el 27 de octubre de 2010.

"Néstor no se peleó con nadie la noche que murió. Eso es ciencia ficción", dijo Fernández, desmintiendo a quienes aseguran que tuvo una fuerte discusión con el dirigente sindical Hugo Moyano.

"Esa última noche estábamos mirando televisión y aparece el gordo Luis D' Elia en un programa de cable. Estaban discutiendo si iba a ser (candidato a presidente en las elecciones de 2011) Néstor o yo. El gordo decía que le daba lo mismo, pero contó que Néstor hubiera dicho "Yo era un 4 en la facultad, Cristina, un 10". Entonces Néstor gritó: "¡Gordo traidor!", relató Fernández.

"Me dio tanta ternura cómo lo dijo, que yo salté y le di un beso en la boca", confesó la jefa de Estado, quien señaló que ese fue el último beso que le dio.

La presidenta argentina admitió que en 1989 le gustaba Carlos Menem, aunque el expresidente es hoy en día uno de los principales blancos de sus ataques y Fernández considera sus diez años en el poder (1989-1999) como la década perdida de Argentina.

Pese al tono intimista de la entrevista, la mandataria respondió también a preguntas sobre economía y negó que existan restricciones para la compra y venta de divisas extranjeras en el país.

"No hay ningún cepo", sentenció la entrevistada, "no sabes la cantidad de argentinos que me encontré en Nueva York", dijo en referencia a su último viaje a la ciudad estadounidense para participar en la asamblea general de Naciones Unidas.

La jefa de Estado manifestó también que "hubo un intento de desestabilización en 2008" durante el conflicto que mantuvo el Gobierno argentino con el campo y dijo que actualmente algunos sectores buscan ponerle "condiciones a un gobierno que gano con el 54% de los votos".

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin