Politica

Los activos argentinos en el exterior superan en 50,000 millones su deuda

  • Macri pide aprovechar la última oportunidad de sumarse a la amnistía fiscal
Foto:Archivo

Argentina cerró 2015 con un balance de sus cuentas saneado en cuanto a inversión se refiere. Según el informe Posición Inversora que ha hecho público el Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina (INDEC), la suma de activos -Estado, empresas y particulares- es superior a la deuda pública y privada en casi 50.000 millones de euros.

El documento usa para esta cuenta dos datos: la deuda total argentina, que ascendió el año pasado a 195.164 millones de euros, así como los activos en el extranjero. En concreto, a finales de 2015, este capítulo; que incluye, entre otros conceptos, inversiones en títulos públicos y acciones extranjeras, viviendas, divisas u oro; ascendió a 244,900 millones de euros. Así, por ejemplo, las inversiones inmobiliarias crecieron un 10.6%, así como las inversiones en empresas, un 2.4%.

Si miramos la estadística años atrás, esta posición acreedora venía creciendo desde 2010, un año en el que registró 37.276 millones de euros. En 2015, sin embargo, la cifra -a pesar de ser positiva- decrece un 28,5%, principalmente la pérdida de reservas del banco Central.

Cabe destacar dentro de esta hucha el peso de las inversiones a nivel particular. En este sentido, el INDEC remarcó que "del total de activos externos a diciembre del 2015 el 10.8% corresponden al sector bancario, el 3,9% al sector público no financiero y el 85.3% al sector privado no financiero". Estos últimos crecieron en 8.935 millones de euros, un montante que responde en su mayor parte a la fuga de capitales. En cifras, los argentinos tenían en diciembre del año pasado 242.000 millones de euros.

Blanqueo

Evitar esta fuga es precisamente el objetivo que persigue el Ejecutivo con la anunciada amnistía fiscal. El plan pretende hacer aflorar unos 55.000 millones de euros no declarados de los que Hacienda retendría un máximo de un 10%, un montante que el presidente, Mauricio Macri, se comprometió a usar para pagar las deudas que tiene con los pensionistas.

Macri llevó esta idea en su gira por Europa este mes de julio. A su juicio, el blanqueo generará "una corriente de financiamiento inédita" para el país que permitirá evitar la emisión de deuda externa. Cumplido este paso y gracias a otras inyecciones que están en el aire, como el acuerdo Mercosur con la UE o una alianza con Alemania, según explicó, "nos permitiría que todo el crédito de la Argentina vaya para el sector privado".

El presidente, no obstante, ha ondeado la campaña a favor del blanqueo también en casa. En el aniversario de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires (BCBA) la semana pasada, Macri pidió a los empresarios su apoyo en este sentido. "Lo que hemos entendido es que el Estado tiene que estar al servicio de la gente y no de la política, con lo cual no vamos a tener que protegernos ni escondernos", dijo en unas declaraciones que no estuvieron ajenas a críticas por las informaciones publicadas que relacionaban a Macri con los Panamá papers.

En este escenario, además, insistió en la idea de la inversión. "Tenemos una necesidad enorme de volver tener un mercado de capitales de nivel internacional. No puede ser que la capitalización bursátil equivalga a menos del 10 por ciento del PBI y que sólo el uno por ciento de los argentinos ahorre en esta institución", incidió el jefe de Estado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin