Politica

Cristina Kirchner: la acusan de robar US$ 1.000 millones, pero dice que es "persecución y ensañamiento"

La ex presidente, en una de sus declaraciones recientes en la justicia penal federal.

Cristina Fernández de Kirchner, la ex presidenta y actual senadora denunció ser víctima de "persecución y ensañamiento" por parte del poder político y judicial. La suma de la acusaciones es por robar más de US$ 1.000 millones, lo que la convertirían junto con su marido en una de los líderes más corruptos de la historia mundial.

En un escrito, expresó que las ocho indagatorias para las que se presentó, citada por el juez federal Claudio Bonadio, son un "hecho inédito".

Tales afirmaciones forman parte de un único escrito que Fernández de Kirchner presentó para responder ante Bonadio, que la citó por hechos de corrupción en obras públicas, coimas en ferrocarriles, irregularidades en corredores viales, sobreprecios en la compra de gas licuado, vuelos de la flota oficial hacia la provincia de Santa Cruz y en una causa derivada en un allanamiento a su casa de la localidad santacruceña de El Calafate.

Parte del escrito había sido divulgado previamente por Cristina Fernández en su cuenta en la red social Twitter, desde donde cuestionó a Bonadio y al fiscal Carlos Stornelli, al afirmar que las causas penales que se le siguen están "armadas".

"Indudablemente, se trata de un hecho inédito" que "puede comprenderse en el marco de una persecución y ensañamiento al que sólo se atrevieron gobiernos totalitarios en tiempos en que el Estado de Derecho se encontraba suspendido", planteó en el escrito que presentó en los tribunales de Comodoro Py, que estuvieron rodeados por estrictas medidas de seguridad.

Qué más dijo

Fernández de Kirchner cuestionó el inicio de la causa porque "según la versión oficial, un ex miembro de las fuerzas de seguridad y confeso antikirchnerista se habría apropiado de manera ilegal de estos supuestos cuadernos para entregárselos a un periodista", en referencia a Diego Cabot, del diario La Nación, a quien la ex presidenta señaló como "furibundo antikirchnerista"

Los cuadernos en cuestión son los de Oscar Centeno, chofer del detenido Roberto Baratta, ex funcionario de la cartera de Planificación Federal, con anotaciones que comprometen a funcionarios y empresarios y que dieron lugar a la causa.

Según la ex mandataria y senadora, Cabot le entregó "su supuesta investigación al fiscal Stornelli", a quien se refirió como "acusado de extorsionar empresarios e imputados en esta misma causa" y de "favorecer a los familiares más cercanos del presidente de la Nación", Mauricio Macri.

Cuestionó que "a partir de simples fotocopias, el juez ordenó la detención de decenas de personas con el indisimulable propósito de presionarlas y obligarlas a recitar un libreto que ya estaba armado" y que señalaba a los anteriores gobiernos (de Néstor Kirchner y de ella misma) de constituir una "asociación ilícita".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin