Sociedad

El Malbec argentino en problemas: viñateros se inquietan por la recesión

Las bodegas argentinas, que ya están lidiando con una recesión económica que ha reducido profundamente las ventas nacionales de sus variedades Malbec y Bonarda, ahora intentan dilucidar si un acuerdo comercial con Europa será un boom o una traba para sus viñedos.

La unión aduanera del Mercosur, de la cual Argentina es un miembro clave, recientemente llegó a un acuerdo comercial con la Unión Europea que incluye al vino, lo que debería impulsar un creciente mercado de exportación para los famosos y robustos tintos cultivados en los suelos áridos de la región de Mendoza.

Sin embargo, el acuerdo está bajo la sombra de la inminente retirada de Reino Unido de la UE el 31 de octubre. El Brexit podría afectar prácticamente la mitad de las exportaciones de vino del Mercosur a la UE, según el Observatorio Argentino del Vino.

Los viticultores argentinos seguirán vendiendo sus vinos a Gran Bretaña, pero sin el acuerdo de reducción de aranceles que disfrutará la UE. Para empeorar las cosas, la UE otorga subsidios a sus viñedos para comercialización y publicidad, un beneficio que no está disponible para los productores de Mercosur, incluidos los productores más orientados a Brasil.

"La negociación con la Unión Europea es una con Reino Unido y otra sin el Reino Unido", dijo José Alberto Zuccardi de la bodega Zuccardi, cuyas parras, ahora desnudas tras la poda durante el invierno, están rodeadas de montañas nevadas.

"La preocupación es que los países europeos tienen una política de subsidios sumamente agresiva para lo que es vino. Estamos en una disyuntiva", agregó.

Por su parte, Carlos Fiochetta, gerente general de Coviar, un organismo de la industria vitivinícola argentina, explicó que "la Unión Europea destina alrededor de 300 millones de euros por año por país para subsidiar al vino. Claramente en Argentina no contamos con esos fondos".

Los viñedos argentinos ya están sufriendo una desaceleración en el mercado interno, que consume casi el 75% de la producción del sector pero se ha visto afectado por una fuerte recesión.

El consumo ha bajado un 29% a 18,9 litros por persona desde 26,7 litros hace 10 años, según datos del Gobierno. Mientras tanto, las exportaciones de vino han aumentado gradualmente en un 32% en la última década, llegando a 821 millones de dólares en 2018.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin