Sociedad

En Argentina, reclaman una ley de cannabis medicinal "a la uruguaya"

El aceite de cannabis está permitido hoy sólo para algunas patologías específicas.

Familias, pacientes y activistas que luchan por la legalización del cannabis para usos medicinales se manifestaron hoy en el centro porteño y frente a la Legislatura para pedir por una ley que permita ampliar el uso de esa sustancia al tratamiento de diversas enfermedades y que, además, se brinde un paraguas de protección a los "cultivadores solidarios".

"Hay muchísimas familias que necesitan el cannabis con fines terapéuticos y, sin perjuicio que esto desde 2017 es legal, los efectores de salud de la Ciudad se niegan a proveer este medicamento. Buscamos una ley que adhiera a la nacional y que reglamente un derecho fundamental que es la salud, que se les permita a las familias acceder de manera legal", señaló el diputado Leandro Halperín (Evolución).

Halperín es impulsor de una iniciativa que tiene estado parlamentario y que, según entiende, no avanzó en la comisión de Salud por la "ignorancia" de una clase dirigente que no comprende a este tema como "prioritario".

"Hoy las familias son empujadas a la ilegalidad. Creemos que tenemos que mandarles médicos, ingenieros agrónomos y maestros y no jueces, policías y cárceles como lo hacemos hoy", argumentó.

En ese sentido, se mostró esperanzado en lograr el tratamiento el próximo año y dijo haber "charlado con funcionarios del Ejecutivo que se han comprometido para que esto sea ley".

Por su parte, la psicóloga especialista en criminología Rosario Gauna Alsina dijo que el proyecto presentado por Halperín "a diferencia de la ley nacional, amplía los casos en los que se podría recetar" el cannabis.

"Solo una condición"

"Actualmente es sólo para la epilepsia refractaria, la idea es que sea para todas las patologías en las que está comprobada su eficacia", comentó Gauna Alsina durante la movilización.

En ese sentido, dijo que la idea es que el Estado provea el cannabis bajo receta médica a través de los efectores de salud de la Ciudad, aunque además se busca proteger el "autocultivo".

La iniciativa propone un marco regulatorio para el uso del cannabis con fines medicinales y plantea la incorporación del medicamento paliativo al sistema de salud pública para su entrega gratuita en el tratamiento de "convulsiones, crisis motoras, dolores crónicos, náuseas y vómitos derivados de quimioterapia".

También mencionó su uso para "afecciones relacionadas con enfermedades como epilepsia refractaria, síndrome de West, cáncer, VIH-Sida, esclerosis múltiple, autismo y enfermedades psiquiátricas como esquizofrenia".

Y dispone que los pacientes o sus tutores que estén afectados por las patologías mencionadas estén habilitados a "fin de sembrar, cultivar o guardar cannabis y sus derivados en las cantidades que determine el médico tratante y hasta el máximo establecido en la reglamentación".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.