Sociedad

El desafío que es ley: en 2020, todas las escuelas argentinas deben enseñar programación, ¿es posible?

La tecnologia en las escuelas

Hace ya más de un año, los ministros provinciales acordaron, a través del Consejo Federal, avanzar en un plan de educación digital en el que programación y robótica se convertirían en asignaturas obligatorias en las escuelas.

Dado que se trata de un cambio cultural muy grande no solo para los alumnos sino también para las escuelas y los propios profesores, se les otorgó un plazo de dos años para definir cómo avanzar en ello.

El plazo vencía en 2020 y pareciera que la norma está lejos de aplicarse en todo el país, de acuerdo con lo analizado por la plataforma Mumuki, un proyecto argentino que persigue los mismos objetivos que la ley.

"Aprender programación no solo es importante para tener nociones de computación o motivar a los chicos para que elijan carreras universitarias afines, también es fundamental para que crezca el alfabetismo digital entre los jóvenes, una herramienta clave para el desarrollo de cualquier actividad hoy en día y fundamental en los trabajos del futuro", dicen desde Mumuki.

El proyecto argentino desarrolló una plataforma virtual para enseñar programación en los distintos niveles, con más de 2.000 ejercicios interactivos de corrección automática, que ya fue utilizada por más de 10.000 alumnos en aulas argentinas y del exterior. Además, brindan capacitaciones docentes, asesoramiento pedagógico y un aula virtual para facilitar la tarea en las escuelas.

Las primeras en aplicar este sistema fueron las provincias de San Luis y Mendoza.

"La formación les da confianza a los docentes para trabajar estos contenidos en el aula. La plataforma, por su parte, presenta una secuencia didáctica en línea con los contenidos propuestos por la Resolución, por lo que sirve de soporte para los docentes, mientras que los ejercicios interactivos atrapan la atención de los chicos, que aprenden resolviendo problemas de manera lúdica", señaló el Director Ejecutivo de Mumuki, Agustín Pina.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin