Sociedad

Una densa nube cubre el conurbano capitalino ante incendios que arrecian

Por los incendios, una nube cubre los alrededores de Asunción, Paraguay. Foto: EFE.

Una densa capa cobriza cubrió este jueves los cielos de Asunción y el conurbano capitalino como consecuencia de los incendios forestales que arrecian en todo Paraguay, en medio de una severa sequía con temperaturas de hasta 43 grados.

La Dirección de Meteorología e Hidrología (DMH) informó en sus redes sociales que el foco de incendio generado en las últimas horas sobre la localidad de José Falcón (departamento de Presidente Hayes) "generó una capa de humo que cubre gran parte del cielo sobre Asunción".

José Falcón, a 60 kilómetros al norte de la capital, es el cruce fronterizo que conecta con el de Clorinda, en la provincia argentina de Formosa, y pertenece a Presidente Hayes, departamento paraguayo con mayor número de focos de calor del país.

Los niveles de contaminación provocados por la humareda y los fuertes vientos sobre algunos barrios de la capital hicieron que la calidad del aire "se encuentre insalubre", alertó la DMH al tiempo de reportar una nueva máxima de calor en plena primavera.

"Asunción tendrá un nuevo récord, el Observatorio Meteorológico del Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi registra 42,8 °C este mediodía", consignó la DMH al recordar que sobrepasó la marca de 42,2 grados de hace cinco días.

Pero la más elevada del país fue de 43 grados este miércoles en la localidad de Mariscal Estigarribia, situada a 530 kilómetros al norte de Asunción, en la árida y semidesértica región del Chaco.

Más al sur, Presidente Hayes concentraba este jueves 3.509 focos de calor de los 5.231 registrados en las últimas 24 horas por las distintas dependencias públicas que se ocupan de la protección ambiental.

El viento norte que arrastra calor y restos de ceniza desde la región del Chaco a áreas de alta densidad poblacional en Central, departamento que bordea la capital, favorece el ambiente enrarecido de las últimas semanas.

A ello se suma la arraigada pero prohibida quema de pastizales que se practica en esta época del año para renovar la tierra para la agricultura o la vegetación para el ganado antes del período de lluvias.

"El principal problema que tenemos que resolver es la concienciación porque en un 80 % y 90 %, los incendios se producen a través del accionar humano", dijo este miércoles el vicepresidente del país, Hugo Velázquez, tras una reunión de coordinación de un plan de respuesta a los incendios.

Y un nuevo foco afectó este jueves un sector del Jardín Botánico y Zoológico de Asunción, el principal pulmón de la capital, donde se dirigieron varios carros de bomberos para sofocar llamaradas de origen desconocido en racimos de bambú.

Otro frente se reportó en Areguá, localidad veraniega 25 kilómetros al este de Asunción, donde continuaban la labor de los bomberos en un sector del Cerro Kôi, una reserva ecológica que ardió desde este miércoles, y en predios colindantes al aeropuerto Silvio Pettirossi.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.