Sociedad

Kicillof entregará subsidios para desalentar usurpaciones de terrenos en Buenos Aires

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof. Foto: Reuters.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof ,creó el Programa de Asistencia Crítica y Habitacional para otorgar subsidios de hasta 50.000 pesos mensuales entre octubre y diciembre para "atender a la población vulnerable de la provincia que necesite asistencia para acceder a una vida digna en lo alimentario y habitacional". A raíz de esto se generaron cruces con los opositores de Juntos por el Cambio, que pusieron hincapié en la toma de tierras en Guernica.

La iniciativa apunta a contener a población en riesgo habitacional y desalentar el estallido de nuevas tomas. Pero desde filas de la oposición denunciaron que representa un espaldarazo para usurpar.

En paralelo, el ministro de Seguridad, Sergio Berni, pidió al juez de Garantías de Cañuelas, Martín Rizzo, que "evalúe la posibilidad" de prorrogar hasta el lunes el plazo -que expira este viernes- para desalojar la toma de Guernica que ordenó ese juzgado, ante la amenaza imperante de "tormentas intensas". Berni requirió además que se analice la variante de incluir como fechas posibles para el desalojo "el sábado 31 y domingo 1".

Desde la Provincia le aseguraron a Ámbito Financiero que ese planteo giró en rigor en torno a si el magistrado cambiará las condiciones que fijó inicialmente para el desalojo -no puede haber pronóstico de lluvia, ni terreno barroso, ni ser en fin de semana-, o si el plazo final pasará entonces al lunes.

Corren, en paralelo, horas clave en esa toma. Con unos 4 mil policías apostados en cercanías, el Gobierno bonaerense avanzó en conversaciones con las personas que aún permanecen en el lugar, en pos de intentar que lo abandonen de manera pacífica y se trasladen a un espacio transitorio. "La mayoría ya aceptó un desalojo voluntario", dijoel jefe de Gabinete, Carlos Bianco, respecto de quienes ya accedieron a retirarse de la toma activada en julio.

El decreto publicado esta semana en el Boletín Oficial busca asistir a población vulnerable que "necesite asistencia para acceder a una vida digna, tanto desde el punto de vista alimentario, como habitacional". El Ministerio de Desarrollo de la Comunidad -que comanda Andrés Larroque- podrá otorgar subsidios de hasta $ 50.000 mensuales a cada beneficiario por tres meses, prorrogables por tres más. Sólo en ese último caso redondearía una asistencia de $ 300 mil. "Sería un caso demasiado extremo y hoy por hoy no hay nadie en esa condición", afirmaron desde el entorno de Kicillof a este diario, además de remarcar que "no se trata de adjudicaciones generalizadas".

La avanzada generó críticas desde distintos referentes de Juntos por el Cambio. "50.000 pesos a cada usurpador de Guernica. 0 pesos para subsidiar jardines maternales e infantes. 0 pesos para pequeños comercios que apenas subsisten. Kicillof, ¿para cuándo una para el lado del laburante?", dijo vía Twitter el intendente de Vicente López, Jorge Macri. En sintonía, Martín Yeza (Pinamar) aseguró que "hay políticos que dicen que están a favor de la propiedad privada mientras entregan planes sociales a personas que usurpan tierras y luego no los desalojan, sino que de hecho les dan más plata".

Larroque, sin embargo, defendió la estrategia. "Busca responder a situaciones hiperconcretas y excepcionales de extrema vulnerabilidad", dijo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.