Sociedad

La histórica rivalidad entre Maradona y Pelé

Maradona y Pelé en el programa televisivo "La noche del 10" en 2005.

El retirado astro brasileño Edson Arantes do Nascimento, conocido como "Pelé", lamentó el fallecimiento de su "rival eterno" Diego Armando Maradona a sus 60 años. "Ciertamente, algún día patearemos una pelota juntos en el cielo", expresó el ex futbolista.

La rivalidad de los dos cracks nunca se pudo ver en la cancha ya que Pelé se retiró antes de poder enfrentar a Maradona. La discusión de quién fue el mejor jugador de la historia fue una constante en el mundo futbolístico y atravesó generaciones.

Esto no impidió que el brasilero exprese un sentido mensaje en sus redes sociales: "Qué noticia triste. Perdí un gran amigo y el mundo perdió una leyenda". "Aún hay mucho a ser dicho, pero por ahora, que Dios le de fuerza a sus familiares. Un día espero que podamos jugar con el balón juntos en el cielo", agregó el ex futbolista de 80 años.

A lo largo de los años estos dos astros, han dejado frases que quedarán para la historia. Pelé alguna vez afirmó que "el único gol importante que marcó Maradona, fue con la mano", en referencia al gol denominado "La Mano de Dios" que ejecutó con la mano Diego a los ingleses en el Mundial que lo coronaría campeón en 1986. En esa ocasión el brasileño eligió obviar el otro gol de ese partido, donde Maradona tomó la pelota desde detrás de mitad de cancha y anotó dejando rivales desparramados en lo que se conoce como "El Gol del Siglo".

Por su parte Maradona tampoco se quedó atrás. Desde el "Pelé debutó con un pibe" hasta el "Pelé debería volver al museo", luego de que el brasilero defendiera a la criticada pelota Jabulani del Mundial Sudáfrica 2010.

A pesar de años de encuentros y desencuentros, uno de los momentos más emotivos de los dos astros se dio en "La noche del 10", programa de televisión conducido por el mismísimo Maradona. Allí, entre chicanas amigables, hubo un acercamiento con la rivalidad intacta: al momento de jugar un "cabeza", el Diego no pudo evitar querer seguir lo máximo posible para ver quién duraba más.

Hoy queda demostrado que más allá de todo, uno siempre fue importante en la vida del otro. Entre sí, complementaron su mística individual que perdurará por siempre. Las palabras de Pelé dejan claro que fueron rivales, pero no enemigos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin