Sociedad

Cruces entre Nación y Ciudad por la represión durante el velatorio de Maradona

La ministra de Seguridad, Sabrina Frederic.

El jueves por la tarde se vivieron momentos de tensión y represión durante el velorio de Diego Armando Maradona. Hay fuego cruzado entre funcionarios de Nación y de la Ciudad de Buenos Aires por la responsabilidad de los hechos que se dieron en la Avenida 9 de Julio. Nadie se quiere hacer cargo de cómo se opacó algo que debió ser una movilización popular y pacífica en homenaje al Diez.

La Ministra de Seguridad de la Nación, Sabrina Frederic, responsabilizó al Gobierno porteño por los incidentes durante la despedida del astro futbolístico. "Es falso que la Policía Federal le hubiera dado la orden de reprimir a la Policía de la Ciudad", aseguró. También consideró que fue "repudiable" el accionar de esa fuerza.

La Ministra consignó que ella dio la orden de que no hubiera ningún tipo de represión. Según se supo, el pedido de que no se utilizara la fuerza llegó de forma directa del presidente Alberto Fernández.

Diego Santilli, encargado de la seguridad de la Ciudad, había declarado que "pasado el mediodía, nos pidieron que se cortara el avance de la fila en Avenida de Mayo y 9 de Julio". Frederic le contestó este viernes en una entrevista con Radio Metro: "Esa orden no existió. Estábamos trabajando en un camino a seguir, esa orden no existió porque estábamos tratando de convencer a la familia para que el féretro transite por 9 de Julio".

En ese sentido, aclaró que mantuvo contacto con Santilli durante los hechos. En la primera ocasión, entre las 14 y las 1.30, el vicejefe de Gobierno le habría respondido que "hubo desborde y estamos conteniendo". "Si no lo hacemos, van a ir a la Plaza de Mayo, me dijo", respondió Frederic, "dejá que vengan".

La funcionaria contó que recién tras el segundo llamado alrededor de las 16 cesó la represión por parte de la Policía de la Ciudad. Por su parte, Santilli reiteró que la organización del velatorio de "la llevaba adelante el Gobierno nacional" y defendió el accionar de la Policía porteña, al afirmar que "interrumpió la violencia".

"La Policía de la Ciudad tiene una mecánica de trabajo: esta modalidad de personas sin uniformes que luego se colocan la chaqueta y comienzan a cazar gente", evaluó la funcionaria. "Es una modalidad que nosotros no la consideramos válida, ni apta y mucho menos si esa gente se ocupa de amenazar, periodistas, personas o a cualquier ciudadano", opinó.

"Él (Santilli) me insistía que iba a haber presión sobre Casa Rosada y yo le decía que deje a la gente. Y en la segunda vez frenó". "Nosotros podemos sugerir a la Ciudad pero no ordenar", aseguró descartando que la orden de reprimir haya llegado desde el Ejecutivo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin