Sociedad

'Marcha por la vida': miles de argentinos se manifestaron en contra del proyecto de ley para legalizar el aborto

Miles de argentinos manifestaron el sábado en las puertas del Congreso de Argentina en repudio al proyecto de ley recientemente enviado por el Gobierno para legalizar el aborto, un tema controvertido en un país con mayoría de habitantes católicos.

La movilización se replicó en las principales ciudades del interior argentino.

El presidente Alberto Fernández remitió días atrás la iniciativa comprometida públicamente y esperada por los movimientos de mujeres que vienen reclamando desde hace años su aprobación.

"Acá estamos para defender a las dos vidas, a la de la madre y a la del bebé, por eso de manera pacífica le queremos decir al Gobierno y a los legisladores que se equivocan si aprueban esta aberración", dijo a Reuters Lorena Giacchino, estudiante de 27 años.

Mujeres con menores en sus manos, familias completas y sacerdotes se observaron entre los pacíficos manifestantes, quienes en su mayoría mostraron pañuelos celestes, un símbolo de quienes se oponen a la legalización del aborto.

En medio de la pandemia del COVID-19, y con un uso mayoritario de tapabocas, se pudieron leer pancartas con leyendas como "Luchando por los que no tienen voz", "Salvemos las dos vidas" y "Legal o ilegal, el aborto mata igual", mientras banderas argentinas flameaban entre la multitud.

"Sufrí un abuso a los 18 años y obviamente en un principio pensé en abortar, también pensé en darlo en adopción, e inclusive pensé en suicidarme", declaró Lilian González a Reuters TV.

"Lo pensé, lo tuve como una posibilidad porque si mi hijo no tenía derecho a vivir, yo tampoco. Gracias a Dios pude reaccionar a tiempo, no suicidarme y tener a mi hijo, mi hijo tiene hoy 30 años y es el mayor orgullo de mi vida", agregó con evidentes signos de emoción.

La iniciativa oficial, que cuenta con un amplio respaldo social, pero es fuertemente cuestionada por sectores religiosos, legalizará la "interrupción voluntaria del embarazo".

En Argentina rige una ley de 1921 que solo permite la interrupción voluntaria del embarazo cuando hay un riesgo grave para la madre o en caso de violación. Pero los activistas dicen que las mujeres muchas veces no reciben atención adecuada y citan diferencias por regiones y clases sociales.

En 2018, el proyecto de despenalización del aborto llegó al parlamento pero no se convirtió en ley por un escaso margen.

"El debate no es decirle sí o no al aborto. Los abortos ocurren en forma clandestina y ponen en riesgo la salud y la vida de las mujeres que a ellos se someten. Por lo tanto, el dilema que debemos superar es si los abortos se practican en la clandestinidad o en el sistema de salud argentino", dijo recientemente Fernández.

El proyecto no se envió previamente al Poder Legislativo por la llegada del coronavirus, que provocó en Argentina una de las cuarentenas más estrictas del mundo.

En la tierra natal del Papa Francisco, la búsqueda del aborto legal, seguro y gratuito ha sido una lucha de feministas y campañas como #NiUnaMenos y #MareaVerde, que han inspirado a otros movimientos feministas en América Latina.

El aborto es ilegal en casi todo Latinoamérica, una de las zonas del mundo más peligrosas para ser mujer. De los 21 países de la región predominantemente católica, solo Cuba, Uruguay, Guyana y Puerto Rico legalizaron la práctica sin condiciones.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin