Sociedad

Desactivan una fiesta clandestina de 2000 personas

Uno de los detenidos en el operativo.

Según informó el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, durante la madrugada de este sábado se desactivó una fiesta clandestina en la que participaban cerca de 2.000 personas en una zona de playas de la localidad balnearia de Nueva Atlantis, en el partido de La Costa. Se trata del conglomerado de gente más grande en una "fiesta clandestina" desde que empezaron los controles en el marco de la pandemia.

El procedimiento estuvo a cargo de la Dirección Provincial para la Gestión de la Seguridad Privada, que intervino alrededor de las 3 de la madrugada en un sector en el que solamente hay médanos y playa, donde según fuentes oficiales, "alrededor de 2.000 chicos y chicas se encontraban consumiendo bebidas alcohólicas y sin ningún tipo de protocolo por motivo de la pandemia" del coronavirus. En el operativo intervino además personal del Registro Provincial para la Comercialización de Bebidas Alcohólicas, Tránsito, efectivos policiales de comisarías de la jurisdicción y de la Departamental local, así como de la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas, y personal municipal.

Tomó intervención el Juzgado Federal de Dolores, a cargo de Alejo Ramos Padilla, por infracción al artículo 205 del Código Penal, y se secuestraron equipos de sonido, que pertenecían a una empresa del partido vecino de General Madariaga, y bebidas alcohólicas que eran comercializadas en el lugar "sin ningún tipo de registro o autorización". El Municipio de La Costa informó además que "según la investigación, la fiesta fue organizada por jóvenes oriundos de Pinamar y de General Madariaga", según informó la Agencia Télam.

La comuna aseguró que tras la desarticulación de la fiesta, inició actuaciones en el Juzgado de Faltas local, para implementar "multas que según la legislación provincial ascienden a más de 3.000.000 de pesos a los dueños de todos los autos secuestrados, a todas las personas que se les hizo la actuación, a los dueños de equipos de luces y sonidos, además del propietario del lugar en el que se realizó la fiesta".

El hecho se suma a otro que se dio a mitad de camino entre Mar del Plata y Miramar, donde también personal de la comuna puso fin a otra fiesta de las mismas características que protagonizaban unas 800 personas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin