Sociedad

Un documental lleva a Cannes el clamor por ley del aborto en Argentina

Un documental sobre la ley del aborto en Argentina se estrenará el sábado en el Festival de Cine de Cannes, donde buscará amplificar el reclamo de millones de mujeres que piden su aprobación con coloridas manifestaciones desde hace años en medio de una amplia controversia que dividió al país.

El director argentino Juan Solanas, hijo del reconocido documentalista Fernando "Pino" Solanas, admite que su película "Que Sea Ley" es militante, pero dice que su mayor desafío fue buscar el equilibrio a la hora de mostrar las posturas de quienes defienden la ley, que se identifican con pañuelos verdes, y quienes la rechazan, que usan pañuelos celestes.

"Lo hice desde una especie de necesidad militante, de argentino que me da vergüenza que la ley no exista", dijo el director en una entrevista telefónica con Reuters desde Cannes, adonde estrenará el filme junto a 20 mujeres del movimiento que clama por la despenalización del aborto.

"La filmé con la urgencia de que se están muriendo mujeres en Latinoamérica todos los días. Son 300 millones de mujeres que no acceden al aborto, son varias por día que mueren cuando sacás la cuenta en todo Latinoamérica", agregó.

En 2018, el proyecto de ley por el aborto legal, seguro y gratuito recibió media sanción en la Cámara de Diputados argentina, pero fue rechazado en el Senado a pesar de que millones de personas salieron a las calles con pañuelos verdes para reclamar su aprobación, en un país donde las mujeres sólo pueden abortar si fueron violadas o existe peligro para su vida.

El 28 de mayo, las integrantes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito volverán a presentar el proyecto de ley con modificaciones en el Congreso Nacional, adonde se están convocando nuevas manifestaciones.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.