Sociedad

Argentina y Chile, otrora enfrentados, ahora aúnan fuerzas para estudiar las aguas del sur del mundo

Argentina y Chile tienen dos de las bases antárticas con más actividad y antiguedad.

Argentina y Chile decidieron por primera vez en la historia unir sus potenciales científicos en el extremo más austral de ambos países para estudiar los efectos de la acidificación en los ecosistemas marinos en el canal del Beagle, al sur de la Patagonia.

Concretamente, ambos países acordaron realizar un crucero científico conjunto a lo largo de los aproximadamente 280 kilómetros de longitud del canal del Beagle, un flujo de agua que une los océanos Atlántico y Pacífico.

A bordo de la embarcación argentina "Víctor Angelescu" también navegarán, entre el 6 y el 17 de noviembre, 17 investigadores del argentino Centro Austral de Investigaciones Científicas (Cadic) y del Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas Marinos de Altas Latitudes (Ideal) de la Universidad Austral de Chile (UACh).

Esta última institución explicó este miércoles a través de un comunicado que los objetivos se centrarán en atender los efectos de la acidificación (niveles de ph) y la hipoxia (reducción de oxígeno) en la columna de agua sobre el flujo de carbono que es enviado a las profundidades del océano.

Pero además de la situación química del agua también buscarán indicios de cómo esto afecta al comportamiento de las especies que habitan esta franja costera que comparten ambos países.

Para ello, el operativo tiene previsto zarpar desde la localidad argentina de Ushuaia, en Tierra del Fuego, y realizar un recorrido a lo largo del canal del Beagle para describir y realizar un modelo de las corrientes y el transporte de masas de agua, además de localizar los lugares con menores concentraciones de oxígeno.

En ese sentido, se tomarán muestras de agua a diferentes profundidades, explicaron desde Centro Ideal.

Dos países, dos visiones

"Chile y Argentina tienen espacios subantárticos asociados y, sin embargo, hasta la fecha no existen estudios oceanográficos que aborden temáticas conjuntas", explicó el director del Centro Ideal, el doctor Humberto González.

"Para ambos países, el canal del Beagle es una región muy importante desde el punto de vista de cambio climático y de recursos", agregó.

Además de tener una gran biodiversidad marina, este paso marino alberga reservas de agua dulce en sus diferentes glaciares, y es considerado una región que podría ser "muy vulnerable" a los cambios en el clima.

Desde la Cancillería chilena consideraron que la presencia conjunta entre ambos países en la zona austral y la Antártida debe evolucionar y cubrir un espectro más amplio de acción a través de la ciencia.}

Argentina y Chile estuvieron punto de ir a la guerra a principios de los años '80, precisamente por diferencias respecto del territorio patagónico y antártico. Finalmente, una mediación del entonces Juan Pablo II llevó paz ambos países.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.