Telecomunicaciones y tecnologia

Las personas no saben en dónde buscar información confiable ni a quién recurrir para obtenerla

El gobierno de Trump generó una fuerte desconfianza social en los medios y gobiernos.

El estudio Edelman Trust Barometer 2021 revela que las personas no saben en dónde buscar información confiable ni a quién recurrir para obtenerla. La mayoría de los encuestados (57%) cree que los líderes de gobierno (57%), líderes empresariales (56%) y periodistas (59%) están engañando a las personas, brindándoles información que saben que es falsa.

La pandemia global de información, conocida como infodemia, ha menoscabado la confianza en todas las fuentes de información, conduciéndola a mínimos históricos, donde las redes sociales (35%) y los medios propios (41%) resultaron las menos fiables. Por su parte, los medios tradicionales (53%) tuvieron una caída de ocho puntos, el mayor desplome registrado en el nivel confianza entre los medios de comunicación.

La encuesta del Edelman Trust Barometer realizada en diciembre tras las elecciones de Estados Unidos mostró una sorprendente brecha de confianza de 39 puntos en los medios entre quienes votaron por Biden (57%) y quienes lo hicieron por Trump (18%), con una pérdida de 15 puntos entre los partidarios de Trump desde noviembre.

"Estamos viviendo en la era de la bancarrota de la información", dijo Richard Edelman, CEO de Edelman. "Hemos sido engañados por las personas que están a cargo y los medios de comunicación son percibidos como politizados y parciales. El resultado es que hay una carencia notable de información de calidad y mayores divisiones. Entre los encuestados estadounidenses, 57% consideran que la polarización política e ideológica es tan extrema que creen que Estados Unidos está inmerso en una 'guerra civil fría'. El violento asalto al Capitolio de Estados Unidos la semana pasada y el hecho de que solo un tercio de las personas estén dispuestas a recibir la vacuna contra el COVID-19 lo antes posible dejan en claro lo peligrosa que puede ser la desinformación".

Empresas más confiables que el gobierno

Las empresas (61%) emergieron como las instituciones más confiables, reemplazando al gobierno (53%), el cual tuvo una caída significativa desde la posición que alcanzó en mayo de 2020 tras ganar 11 puntos. Las empresas son las únicas instituciones consideradas tanto éticas como competentes, superando al gobierno por 48 puntos en este último punto, mientras que, en cuanto a ética se refiere, se acercan cada vez más a las ONG. En los últimos cinco meses, las empresas se han posicionado en el terreno más alto en materia de confianza gracias al desarrollo de vacunas en tiempo récord y a la implementación de nuevos esquemas laborales.

La confianza continúa concentrándose alrededor de lo local: 76% de las personas encuestadas depositan gran parte de su confianza en "su empleador", mientras que 63% confían en el "CEO de la empresa donde trabajo".

La cruda y contrastante realidad del aumento de los precios de las acciones en los mercados bursátiles en relación con los altos niveles de desempleo, que remiten a tiempos de la Gran

Depresión, han contribuido a una marcada brecha de confianza de 16 puntos (68%, público informado; 52%, resto de la población). Adicionalmente, existen brechas de confianza de dos dígitos en 25 de 28 mercados, en comparación a las que existían en 7 de 21 mercados hace apenas una década.

El estudio de este año revela que la mayor oportunidad para ganar confianza para las empresas está en cuidar la calidad de la información. Entre los encuestados, 53% consideran que las empresas deben llenar el vacío de información que dejan los medios de comunicación. La comunicación de "mi empleador" es la fuente de información con el mayor nivel de confianza (61%), superando tanto al gobierno nacional (57%) como a las redes sociales (39%).

"Los eventos del año pasado acrecentaron la responsabilidad de las empresas de liderar en temas sociales, como la capacitación de trabajadores y la lucha por la justicia racial", dijo Richard Edelman. "También dieron pie a nuevas expectativas para las empresas, expandiendo su alcance a nuevas áreas como brindar y salvaguardar información".

Desconfianza global

La confianza se desplomó en dos de las economías más grandes. Los gobiernos de Estados Unidos (40%) y China (30%) son los que inspiran mayor desconfianza de acuerdo con los encuestados de 26 mercados internacionales. La confianza que los ciudadanos chinos tienen en sus instituciones bajó a 72% en los últimos seis meses, lo cual representa una caída de 18 puntos. Estados Unidos, que se encontraba en el cuartil más bajo entre los países estudiados en noviembre, perdió 5 puntos adicionales de confianza (43%) tras las elecciones, un puntaje que lo coloca apenas por encima de Japón y Rusia.

Dadas las nuevas expectativas en las empresas, ahora se espera que los CEO cumplan con nuevas exigencias: más de 8 de cada 10 encuestados quieren que los CEO expresen su postura frente a los asuntos sociales actuales, como el impacto de la pandemia, la automatización en el trabajo y otros problemas sociales. Más de dos tercios de los encuestados esperan que los CEO se involucren cuando el gobierno está desatendiendo algún asunto social. Por último, "el CEO de la empresa donde trabajo" es el único líder social en quien confían por casi igual los votantes de Trump (61%) y los de Biden (68%).

"Hay un vacío de liderazgo que los CEO deben llenar", comentó Dave Samson, vicepresidente de Corporate Affairs de Edelman. "Todo comienza con un modelo de negocios más amplio que esté enfocado en garantizar un compromiso social que se asuma con el mismo rigor que se le da a generar ganancias. Las empresas deben esforzarse por cumplir el compromiso de la Business Roundtable por crear una economía del stakeholder, sin embargo, no deben actuar de manera aislada. Las empresas deben colaborar con el gobierno y las ONG para resolver los problemas sociales".

Otros hallazgos destacados del estudio Edelman Trust Barometer 2021:

Tan solo uno de cada cuatro encuestados tiene buenos hábitos de consumo de información; consume noticias frecuentemente; evita las cámaras de eco informativas; verifica la información; y se abstiene de replicar información no verificada.

Dentro del grupo que carece de buenos hábitos de consumo de información hay menos disposición a vacunarse este año (59% contra 70% de la gente con buenos hábitos de consumo de información). Existe incluso mayor indecisión con respecto a la vacunación entre las personas negras estadounidenses, debido a un legado negativo de inequidades y maltrato médico que persiste en la actualidad.

56% de los encuestados creen que la pandemia acelerará el ritmo con el que las empresas están reemplazando a los trabajadores con inteligencia artificial y robots.

52% de los encuestados que tienen la opción de trabajar en casa u oficina eligen trabajar de manera remota, y 58% de ellos dicen que la principal razón detrás de su decisión es debido al riesgo de contraer COVID-19 en el trayecto al trabajo.

Los expertos académicos (59%) y los expertos técnicos de las empresas (59%) continúan siendo los voceros más confiables; no obstante, tuvieron una caída de 8 y 10 puntos respectivamente. La caída más grande la tuvieron los "empleados" (con una pérdida de 14 puntos para colocarse en 40%) y "alguien como yo" (con una caída de 7 puntos hasta 53%).

Relacionados

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin