Telecomunicaciones y tecnologia

El gobierno no permitirá subas en teléfono, internet y TV, pese a un fallo judicial

Tras la pelea con grupo Clarín, el kirchnerismo ahora declaró servicio público a Internet.

El vicepresidente del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), Gustavo López, aseguró que la postura del Gobierno es "inflexible" sobre la exigencia a las empresas para que ajusten los precios finales de los servicios de telefonía fija y móvil, internet y TV paga a los valores autorizados por el organismo.

López indicó que con las empresas que facturaron enero y febrero con aumentos superiores al 5% "hay conversaciones para que se pongan a derecho", y precisó que estas son "respetuosas en términos personales, pero tensas en términos institucionales".

"Nosotros somos inflexibles en esto. No hay negociaciones, hay conversaciones", remarcó el funcionario.

En diálogo con radio AM 750, López indicó que en las conversaciones de los últimos días con los grupos empresarios con más cantidad de clientes "ellos no dicen que van a devolver los importes" ya cobrados y que están por encima del aumento del 5% que aprobó el Gobierno para salir del congelamiento de precios del último cuatrimestre del año pasado.

"Imagino que van a seguir con la judicialización del tema", indicó López, para agregar que desde el Gobierno "vamos a aplicar las multas, vamos a seguir hasta las últimas consecuencias".

Agregó que desde el Enacom, conducido por Claudio Ambrosini, "seguimos conversando con todos por futuros aumentos", pero remarcó "quien no cumpla con la resolución (5% de aumento desde enero) no podrá aplicar los futuros aumentos que se aprueben".

Relacionados

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.